Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

14 de Diciembre de 2018
VIROLOGÍA

La versatilidad del virus de la gripe

Las células infectadas con el virus producen partículas víricas con una gran variedad de formas y de proteínas de superficie, lo que dificulta el tratamiento de la enfermedad.

El virus de la gripe puede adoptar una gran variedad de formas y proteínas de superficie, lo que le permite escapar de los tratamientos antivíricos. [iStock/spanteldotru]

Un estudio ha revelado que cuando un virus de la gripe infecta a una célula, las partículas víricas descendientes pueden presentar una amplia variedad de formas, lo que aumenta en gran medida las posibilidades del virus de escapar del ataque de los tratamientos antivíricos.

Los científicos saben desde hace décadas que los virus de la gripe pueden mostrar un aspecto muy diferente en el cuerpo humano del que exhiben cuando se cultivan en el laboratorio. A diferencia de las formas uniformes, esféricas y de libro de texto que adoptan en una placa de Petri, en los humanos varían en forma y composición (especialmente por lo que respecta a la abundancia de ciertas proteínas), a pesar que sean genéticamente muy similares entre sí.

Los anticuerpos y las vacunas actúan contra las proteínas de la superficie de los virus. Pero el virus de la gripe puede cambiar rápidamente un conjunto de proteínas por otro, lo que hace que sea notoriamente difícil de detectarlo y tratarlo.

Michael Vahey, de la Universidad de Washington en San Luis, en Misuri, y Daniel Fletcher, de la Universidad de California en Berkeley, desarrollaron una cepa del virus de la gripe y unieron marcadores fluorescentes de un color distinto para cada tipo de proteína de superficie del virus. Los investigadores infectaron células con este virus y permitieron que se replicara durante una generación (lo que aseguró que no transcurriera el suficiente tiempo para que se produjera una mutación genética importante). Las células dieron lugar a partículas víricas con una gran variedad de combinaciones de marcadores, lo que indica que el virus puede ensamblar diferentes estructuras sin sufrir mutaciones genéticas.

Los autores señalan que se podrían diseñar nuevos tratamientos antivíricos que actúen contra más de una proteína de superficie y así tratar más eficazmente el virus de la gripe.

Nature Highlights

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Low-fidelity assembly of influenza A virus promotes escape from Host cells». Michael D. Vahey y Daniel A. Fletcher en Cell, publicado en línea, 29 de noviembre de 2018.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.