27 de Abril de 2017
BIOTECNOLOGÍA

Larvas que comen plástico

Biodegradan con rapidez el polietileno, el plástico de las bolsas de la compra y los envases alimenticios, material que puede llegar a tardar hasta 400 años en degradarse.

Trozo de bolsa de plástico de polietileno biodegradado por 10 gusanos en 30 minutos. [César Hernández / CSIC].

Los gusanos de la cera (Galleria mellonella), que habitualmente se alimentan de miel y cera de los panales de las abejas, son capaces de degradar plástico. Federica Bertocchini, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones (CSIC) y apicultora aficionada, descubrió esta cualidad de los gusanos por casualidad. Un día Bertocchini vio que los panales almacenados en su casa estaban llenos de gusanos, que habían empezado a alimentarse de los restos de miel y cera de sus abejas. «Decidí retirar los gusanos y dejarlos en una bolsa de plástico mientras limpiaba los panales. Tras tenerlo todo listo, volví a la habitación donde estaban los gusanos y vi que estaban por todas partes, que se habían escapado de la bolsa a pesar de seguir cerrada. Así comprobé que la bolsa estaba llena de agujeros. Solo había una explicación: los gusanos habían hecho los agujeros y se habían escapado por ahí. En ese momento empezó este proyecto», relata.

El descubrimiento se ha publicado en la revista Current Biology y ha sido patentado por los autores del artículo, del Consejo Superior de Investigaciones (CSIC) y de la Universidad de Cambridge. El reto siguiente que se han propuesto los científicos es identificar la enzima que usa el gusano para eliminar el plástico y producirla a escala industrial.

«El plástico es un problema mundial. Hoy en día pueden encontrarse residuos por todas partes; incluidos los ríos y los océanos. El polietileno, en concreto, es muy resistente, por lo que es muy difícil que se degrade de forma natural. Hemos realizado muchos experimentos para comprobar la eficacia de estos gusanos en degradar el polietileno. Cien gusanos de la cera son capaces de biodegradar 92 miligramos de polietileno en 12 horas, es realmente muy rápido», explica Bertocchini.

La composición de la cera es similar a la del polietileno. Según los investigadores, este puede ser el motivo por el que el gusano ha desarrollado un mecanismo para poder deshacerse de este plástico. «Aún desconocemos los detalles de cómo se produce la biodegración, pero existe la posibilidad de que lo haga una enzima. El siguiente paso es detectarla, aislarla y producirla in vitro a escala industrial. Así podremos empezar a eliminar de forma eficaz este material tan resistente», añade Bertocchini. De media, cada persona utiliza anualmente más de 230 bolsas de plástico, lo que genera más de 100.000 toneladas de este tipo de residuos al año en todo el mundo. En la actualidad, los procesos de degradación química son muy largos y pueden prolongarse varios meses, además de que para ello se necesita utilizar líquidos corrosivos, como el ácido nítrico.

Aunque la mejor estrategia para evitar la contaminación es impedir su vertido en la naturaleza y gestionar los residuos de forma adecuada, en los últimos años se han descubierto algunos organismos que podrían ayudarnos a eliminar los restos de materiales plásticos. Por ejemplo, las bacterias Ideonella sakaiensis y Pseudomonas putidael hongo Pestalotiopsis microspora o el gusano de la harina, Tenebrio molitor. Aún así, se trata de degradaciones lentas y poco eficientes. Ahora, los investigadores esperan que, gracias a la eficiencia mucho mayor del gusano de la cera, sea posible encontrar una solución biotecnológica para la gestión de residuos de polietileno.

Más información en Current Biology.

Fuente: CSIC.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.