Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

26 de Septiembre de 2019
Cáncer

Las células tumorales pueden formar conexiones sinápticas con las neuronas

En un modelo animal de glioma, esta unión aumentaría la progresión y agresividad del cáncer.

El hallazgo podría explicar el porqué de la elevada mortalidad de esta neoplasia, además de ayudar a diseñar fármacos específicos y efectivos para combatirla. En la imagen, ilustración de una conexión sináptica entre dos células neuronales. [Flickr/NIH]

Conocidas tradicionalmente como el armazón, el soporte o las defensas de las neuronas, las células de la glía también participan en el procesamiento de la información, el aprendizaje o la memoria, entre otros procesos. Sin embargo, en ocasiones, estas células proliferan de forma descontrolada, hecho que origina el desarrollo de los gliomas, la principal causa de muerte por cáncer cerebral, tanto en niños como en adultos.

Ahora, dos estudios publicados en tiempo reciente por la revista Nature describen el modo en que las neuronas y las células cancerosas formarían una unión, o sinapsis, capaz de transmitir impulsos eléctricos que favorecerían el crecimiento del tumor.

Los científicos, liderados por Michelle Monje de la Universidad de Stanford en California por un lado, y Thomas Kuner de la Universidad de Heidelberg en Alemania por el otro, examinaron gliomas humanos trasplantados en ratones. Mediante técnicas de microscopia, identificaron unas estructuras parecidas a sinapsis excitatorias en las células tumorales. Por lo común, este tipo de uniones permite el intercambio de información entre neuronas por medio del neurotransmisor glutamato, que entra en las células a través de los receptores de tipo AMPA.

Según los resultados, algunas células tumorales expresarían esta clase de receptor y, en consecuencia, podrían comunicarse con las neuronas. En concreto, los investigadores observaron que tras estimular las células neuronales, estas transmitían una señal eléctrica a la neoplasia capaz de propagarse por todo el tejido canceroso. En respuesta a la corriente, algunas células malignas migraron, hecho que los autores relacionan con un incremento de la agresividad del tumor. Asimismo, las células del glioma, a su vez, también excitarían las neuronas, a fin de promover su propio crecimiento y expansión.

Por consiguiente, ambos trabajos evaluaron la posibilidad de inhibir los receptores AMPA como estrategia terapéutica. El tratamiento farmacológico resultó efectivo, pues incrementó la supervivencia de los roedores. Además, los científicos descubrieron que la respuesta de los receptores AMPA tumorales a los medicamentos difería de la observada en los neuronales. De confirmarse el hallazgo, ello facilitaría el desarrollo de tratamientos específicos, capaces de actuar contra el cáncer, mas sin alterar la función neuronal.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Glutamatergic synaptic input to glioma cells drives brain tumour progression», de V. Venkataramani et al., en Nature, 573, páginas 532-538, publicado el 18 de septiembre de 2019.

Referencia: «Electrical and synaptic integration of glioma into neural circuits», de H. S. Venkatesh et al., en Nature, 573, páginas 539-545, publicado el 18 de septiembre de 2019.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.