Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

12 de Diciembre de 2016
Física

Las investigaciones sobre agujeros negros ganan el premio Breakthrough

Los cuantiosos galardones científicos rinden homenaje a la física fundamental, las ciencias de la vida y las matemáticas.

¿Están rodeados los agujeros negros por un «muro de fuego»? Los millonarios premios Breakthrough han reconocido ciertas investigaciones teóricas sobre estos objetos inspiradas en la teoría de cuerdas. [feoris/iStock]

En ciencia, proponer problemas puede ser tan merecedor de una recompensa como resolverlos. La paradoja de los «muros de fuego» en los agujeros negros —uno de los rompecabezas más desconcertantes a los que se han enfrentado los físicos teóricos durante los últimos años— le ha valido a uno de sus descubridores una fracción de los tres millones de dólares del premio Breakthrough, el galardón científico más lucrativo que existe.

Joseph Polchinski, físico teórico de la Universidad de California en Santa Bárbara, ha sido uno de los tres teóricos de cuerdas que este año han recibido el premio Breakthrough de física fundamental, anunciado hace unos días en una ostentosa ceremonia en el Centro de Investigación Ames de la Nasa, en Mountain View.

En 2012, Polchinski y otros investigadores presentaron un análisis que concluía que, o bien los agujeros negros debían estar rodeados por una barrera de partículas de alta energía (algo que contravendría la relatividad general de Einstein), o bien la teoría cuántica no podría ser correcta. Hasta hoy, los físicos siguen sin ponerse de acuerdo sobre a cuál de estas dos piedras angulares de la física deberían renunciar.

«Hice una lista de unas 11 soluciones propuestas por algunos de los nombres más grandes de la física, pero ninguna resulta convincente y ninguna es claramente errónea», señala Polchinksi. «Estoy absolutamente perplejo.»

Andrew Strominger y Cumrun Vafa, ambos físicos teóricos de Harvard, han compartido el premio con Polchinski. A lo largo de los años, los tres investigadores han analizado la física de los agujeros negros desde la perspectiva de la teoría de cuerdas, la cual postula que, a un nivel fundamental, las partículas elementales serían diminutos objetos unidimensionales unidos a «branas», o membranas multidimensionales.

Teoría sin experimentos

En el pasado, los premios Breakthrough de física ya han recibido críticas por recaer en físicos de cuerdas, ya que dicha teoría se encuentra más allá de lo que es posible poner a prueba por medio de experimentos directos. El fundador del premio, el milmillonario ruso Yuri Milner, argumenta que eso distingue a sus galardones de otros premios, como el Nobel, los cuales sí exigen que una idea se haya visto respaldada empíricamente. «Los premios de física realmente reconocen un logro intelectual», apunta. Y añade que, en el caso de los muros de fuego, «esto puede conseguirse formulando una pregunta en lugar de encontrando una solución».

En mayo de este año, los Breakthrough volvieron a marcar distancias con el Nobel al anunciar la concesión extraordinaria de un premio colectivo a los 1015 investigadores del proyecto LIGO. Tres meses antes, esta colaboración había anunciado la primera detección directa de ondas gravitacionales, las «arrugas» del espaciotiempo predichas por la teoría de la relatividad general de Einstein. Los Nobel, en cambio, solo permiten un máximo de tres laureados en cada una de sus categorías científicas.

En aquella ocasión, un millón de dólares fue a parar a los tres líderes de LIGO (Ronald Drever y Kip Thorne, del Instituto de Tecnología de California, y Rainer Weiss, del Instituto de Tecnología de Massachusetts), mientras que los dos millones restantes se repartieron entre los otros 1012 científicos del proyecto. Aquella concesión continuó con una práctica iniciada el año pasado, cuando el premio recayó sobre 1377 físicos de neutrinos. «El comité de selección del premio de física quiere dejar clara la idea de que la física experimental es colaborativa», explica Milner.

Ciencias de la vida y matemáticas

Harry Noller, biólogo molecular de la Universidad de California en Santa Cruz, ha recibido el premio en la categoría de ciencias de la vida por sus investigaciones sobre el papel clave del ARN en la síntesis de proteínas. Varias voces han señalado que Noller pudo haberse quedado fuera del Nobel de química de 2009 justamente por la imposibilidad de conceder el galardón a más de tres personas. El receptor del premio Nobel de fisiología o medicina de este año, Yoshinori Ohsumi, del Instituto de Tecnología de Tokio, ha compartido el Breakthrough en ciencias de la vida por sus trabajos sobre la autofagia.

Los otros galardonados en esta categoría han sido el genetista Stephen Elledge, de la Escuela de Medicina de Harvard, por sus hallazgos sobre la manera en que las células detectan los daños en el ADN y reaccionan a ellos; el biólogo evolutivo Roeland Nusse, de Stanford, por su trabajo en la ruta de señalización Wnt, que trasmite señales desde el exterior hacia el interior de las células; y la genetista Huda Zoghbi, de la Escuela de Medicina Baylor de Houston, por descubrir las causas de la ataxia espinocerebelar y el síndrome de Rett.

El premio Breakthrough en matemáticas ha sido para Jean Bourgain, del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, por sus trabajos sobre la geometría de espacios multidimensionales y por desarrollar técnicas para resolver ecuaciones en derivadas parciales, con aplicaciones en física cuántica y otras áreas. En 2010, Bourgain también ganó el premio Shaw de matemáticas, dotado con un millón de dólares.

La ceremonia, dirigida por el actor y director Morgan Freeman, también rindió tributo a seis investigadores jóvenes y a dos estudiantes ganadoras del premio al mejor vídeo científico.

Más información en https://breakthroughprize.org

—Zeeya Merali/Nature News

Artículos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.