18 de Enero de 2022
Contaminación

Las secadoras de ropa liberan microplásticos

Las diminutas fibras que se desprenden de la ropa al girar en una secadora doméstica podrían suponer un problema ambiental.

Las secadoras de ropa de evacuación, que expulsan al exterior el aire que usan para secar la ropa, liberan grandes cantidades de fibras diminutas. En el caso de las prendas de poliéster, estas fibras son microplásticos que podrían suponer un problema ambiental. [didecs/iStock

Las secadoras de ropa domésticas podrían constituir un problema ambiental que hasta ahora había pasado desapercibido. Así lo concluye un equipo de investigadores dirigido por Kai Zhang y Kenneth Leung, de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong, tras realizar una serie de experimentos con estos electrodomésticos.

El equipo ha observado que las secadoras liberan durante su funcionamiento entre 1,5 y 40 veces más partículas microscópicas que en las lavadoras. Además, las aguas residuales de estas últimas se limpian en depuradoras, mientras que las microfibras desprendidas en las secadoras se liberan al ambiente sin filtrarlas.

Zhang, Leung y sus colaboradores han publicado sus resultados en Environmental Science & Technology Letters. Los investigadores introdujeron en una secadora comercial coladas con prendas tanto de algodón como de poliéster. Aunque en ambos casos se liberaban microfibras, los tejidos de poliéster resultaron más problemáticos.

Por un lado, la cantidad de fibras desprendidas aumentaba proporcionalmente a la cantidad de ropa introducida en el tambor (una relación que no se observaba para el algodón). Y por otro, las microfibras de poliéster son microplásticos que no son biodegradables, a diferencia del algodón. Los microplásticos pueden acumularse en la cadena alimentaria y concentrar toxinas ambientales. Hoy no solo son omnipresentes en los ecosistemas, sino también en los hogares.

El grupo atribuye la diferencia de comportamiento entre los dos tejidos estudiados al hecho de que las fibras de algodón se aglomeran y se hunden, mientras que las de poliéster flotan. En total, los autores estiman que una secadora usada con regularidad libera al ambiente entre 90 y 120 millones anuales de fibras microscópicas.

En sus experimentos, los investigadores utilizaron una secadora que expulsaba el aire al exterior por un tubo. Ese aire se aspiraba in situ y luego se analizó en el laboratorio. En opinión de los expertos, debería emplearse algún sistema de filtrado especial que pudiera reducir la liberación de microfibras. Sin embargo, a largo plazo, lo mejor sería reemplazar los materiales como el poliéster por otras opciones más respetuosas con el ambiente.

Por otro lado, el estudio no aclara si los resultados de los experimentos son extrapolables a las secadoras por condensación, que deshumidifican el aire y lo reutilizan en vez de expulsarlo al exterior.

Jan Dönges

Referencia: «Microfibers released into the air from a household tumble dryer». Danyang Tao et al. en Environmental Science & Technology Letters, 12 de enero de 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.