16 de Septiembre de 2021
Sistema solar

Los anillos de Saturno sugieren que el planeta tendría un núcleo difuso

Según un nuevo modelo, el interior del gigante gaseoso constaría de una mezcla estratificada de hidrógeno, helio y elementos pesados.

Panorámica de Saturno a contraluz tomada el 15 de septiembre de 2006 por la sonda Cassini. [NASA/JPL/Space Science Institute]

El núcleo de Saturno podría no estar tan claramente delimitado de las otras capas del planeta como se pensaba. El resultado, publicado en Nature Astronomy por los investigadores del Instituto de Tecnología de California Christopher Mankovich  y Jim Fuller, cuestiona las ideas previas relativas al interior del gigante gaseoso y podría arrojar luz sobre su pasado.

Averiguar qué se esconde en el interior de los planetas gigantes no resulta sencillo. Las pistas al respecto suelen provenir del campo gravitatorio, el cual puede examinarse de cerca con la ayuda de sondas espaciales. En el caso de Saturno, los datos de la sonda Cassini, que estuvo orbitando alrededor del planeta durante más de diez años, proporcionaron indicios de que el gigante gaseoso contendría un núcleo formado por silicatos, metales y hielo. Este, a su vez, estaría rodeado por una especie de «caparazón» compuesto principalmente por hidrógeno y helio.

Sin embargo, los cambios en el campo gravitatorio producidos por el núcleo son poco pronunciados, razón por la que Mankovich y Fuller utilizaron también mediciones sísmicas del sistema de anillos. Los anillos de Saturno experimentan ligeras vibraciones debido, en parte, a las alteraciones en el campo gravitatorio del planeta, por lo que los autores emplearon esos datos para incorporarlos a su modelo.

Los resultados indican que, a diferencia de lo que se suponía hasta ahora, Saturno no tendría un núcleo claramente diferenciado. Antes bien, la transición entre las capas externas y el interior del planeta sería bastante gradual, compuesta por una mezcla variable de hidrógeno, helio y elementos pesados. Según los cálculos de los investigadores, esa zona de transición ocuparía un volumen gigantesco: abarcaría en torno al 60% del radio del planeta y contendría unas 17 masas terrestres de roca y hielo.

Según los autores, es posible que en el pasado Saturno tuviera un núcleo claramente diferenciado y que la zona de transición se fuera erosionando con el tiempo. Otra posibilidad, calificada como «más remota» por los investigadores, es que el estado actual del núcleo se deba a un impacto pasado de proporciones descomunales entre Saturno y otro objeto.

Daniela Mocker

Refrencia: «A diffuse core in Saturn revealed by ring seismology»; Christopher R. Mankovich y Jim Fuller en Nature Astronomy, 16 de agosto de 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.