Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

4 de Julio de 2019
Inmunología

Los antibióticos debilitarían las defensas de los pulmones ante la gripe

En ratones, señales producidas por la microbiota intestinal activarían la función protectora de las células que recubren el tejido pulmonar. El uso de los fármacos antibióticos reduciría las poblaciones bacterianas del intestino y alteraría su acción.

Según el estudio, los antibióticos, administrados antes de la infección, agravarían los síntomas de la gripe y reducirían la probabilidad de supervivencia. En la imagen, micrografía obtenida mediante microscopía electrónica de barrido de células epiteliales pulmonares. El equilibrio entre los distintos tipos celulares garantiza la protección del pulmón. [Instituto Francis Crick/Andreas Wack]

En ocasiones, existe cierta confusión acerca del uso de antibióticos para combatir los síntomas de la gripe. Sin embargo, estos fármacos son antibacterianos. En consecuencia, ello no solo resulta ineficaz, pues el origen de la infección gripal es un virus, no una bacteria, sino que también debilita las defensas del tejido pulmonar. Así concluye una investigación realizada en ratones y publicada, en tiempo reciente, por la revista Cell Reports.

En su trabajo, Andreas Wack y su equipo, del Instituto Francis Crick de Londres, junto con otros investigadores de Estados Unidos, Alemania y Australia, infectaron a los animales con el virus influenza A, por vía intranasal, 7 días después del tratamiento antibiótico. Estos roedores mostraron mayor susceptibilidad a la acción del patógeno, sus síntomas empeoraron y únicamente el 30 por ciento sobrevivió, trascurridos 12 días desde la infección.

En cambio, el 80 por ciento de los ratones no tratados con antibióticos superó la enfermedad. Pero ¿por qué? ¿Qué factor favorece la resistencia del organismo frente a la gripe? Según los resultados, la respuesta a dicha cuestión se hallaría en el intestino, y en concreto, en las poblaciones bacterianas que lo habitan.

Al parecer, señales producidas por la microbiota intestinal activarían la proteína interferón gamma en las células epiteliales que recubren la superficie pulmonar. Estas células actúan como una suerte de barrera física que evita la colonización de los microrganismos patógenos. Asimismo, también contribuyen a la respuesta del sistema inmunitario. La expresión del interferón en las células pulmonares promovería la acción de otras proteínas, como Mx1, responsables de bloquear la replicación del virus.

Los científicos contrarrestaron el efecto de los antibióticos mediante el trasplante de muestras fecales obtenidas de ratones sanos. Esta transferencia restauró las poblaciones bacterianas, a la vez que normalizó la respuesta de defensa ante la infección vírica.

Para Wack y sus colaboradores, los datos corroboran la necesidad de prescribir antibióticos de forma correcta. De confirmarse el hallazgo, un uso inapropiado de estos fármacos, además de contribuir a la aparición de bacterias resistentes, predispondría a los pacientes a padecer graves infecciones por influenza.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Microbiota-driven tonic interferon signals in lung stromal cells protect from influenza virus infection», de K. C. Bradley et al., en Cell Reports, 28(1): pp. 245-256, publicado el 2 de julio de 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.