Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

16 de Junio de 2021
PSICOFÁRMACOS

Los antidepresivos ayudan a reaprender

Un estudio efectuado con personas sanas sugiere que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina favorecen la plasticidad y, por tanto, el reaprendizaje.

Al parecer, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina favorecen el reaprendizaje, con independencia del contenido. [Unsplash/HalGatewood.com (unsplash.com/photos/nhG5gix93es]

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son los antidepresivos más recetados en Europa. Sin embargo, los científicos aún se preguntan cómo contribuyen exactamente al alivio de los síntomas de una depresión. Desde hace tiempo, los expertos sospechan que estos fármacos favorecen la plasticidad neuronal, es decir, la capacidad del cerebro para formar nuevas conexiones entre las células nerviosas y deshacer las antiguas. Con el fin de investigar esta hipótesis, un grupo de investigadores dirigido por Murray Read, de la Universidad de Viena, ha examinado cómo afectan lanos ISRS a la flexibilidad cognitiva. Los resultados se publican en NeuroImage.

Para el estudio, que duró seis semanas, pidieron a 76 sujetos sanos que aprendieran vocabulario chino o emparejar pares de caras. A las tres semanas, completaron la primera fase de aprendizaje, y los investigadores examinaron el cerebro de los sujetos en el escáner de resonancia magnética. Tras ello, la mitad de los participantes tomó un antidepresivo diario del grupo de los ISRS, mientras que la otra mitad recibió un comprimido de placebo. De manera paralela, pidieron a los voluntarios que volvieran a aprender los pares de palabras y de caras. Para la segunda fase de aprendizaje, mezclaron las parejas, de modo que las asociaciones que habían memorizado originalmente ya no eran válidas. Tres semanas más tarde,los participantes realizaron de  nuevo una prueba de memoria en el escáner cerebral.

Los sujetos que habían tomado ISRS reaccionaron con mayor flexibilidad a la mezcla de pares de aprendizaje: su rendimiento de memoria se deterioró menos en la segunda fase del experimento que el de los integrantes del grupo que había recibido un placebo. Además, los primeros mostraron una menor actividad en la ínsula derecha tras la segunda fase de aprendizaje en comparación con el grupo de control.

Los científicos concluyen que los ISRS favorecen la neuroplasticidad y, por tanto, facilitan el reaprendizaje. Dado que la ínsula desempeña un papel en el procesamiento de las emociones, entre otras funciones, los autores especulan que los pacientes depresivos también podrían reaprender las conexiones emocionales mediante los ISRS. Sin embargo, como en el experimento solo participaron personas sanas, esta posibilidad continúa siendo, por el momento, una especulación.

Anton Benz

Referencia: «Neuroplastic effects of a selective serotonin reuptake inhibitor in relearning and retrieval». M. B. Reed et al. en NeuroImage, vol. 236, 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.