Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 22/02/2012

Neurobiología

Los astrocitos son necesarios para la memoria

Estas células de la glía controlan y regulan la eficacia con que las neuronas se comunican entre sí.

PLoS Biology

Menear

Los astrocitos son, junto con las neuronas, las células más abundantes del cerebro. Y desarrollan más funciones de las que se creía. Según han descubierto en fecha reciente investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), este tipo de células de la glía intervienen en procesos relacionados con la memoria y el aprendizaje: en concreto, controlan y regulan la eficacia de la comunicación entre las neuronas, de manera que contribuyen a los procesos de transmisión y almacenamiento de información en el cerebro.

Hasta ahora se pensaba que el único cometido de los astrocitos consistía en  sostener las funciones de las neuronas y su medio extracelular. El estudio dirigido por Alfonso Araque, del instituto Cajal, revela que los astrocitos también pueden transmitir información, igual que las neuronas, al desempeñar una función fundamental en la  señalización que desencadena la potenciación a largo plazo (PLP).

Cuando las neuronas liberan el neurotransmisor acetilcolina, los niveles de calcio dentro de los astrocitos circundantes aumenta. Ese incremento en los iones de calcio es la señal molecular que indica a esas células de la glía que liberen glutamato, un neurotransmisor excitatorio del cerebro. Dicha secuencia de eventos moleculares orquestrados por astrocitos y neuronas da como resultado el PLP, una intensificación duradera en la transmisión de señales entre dos neuronas.


Experimento en vivo

La investigación se ha llevado a cabo con ratones transgénicos en los que se redujo la señal de calcio de los astrocitos. Dicha alteración demostró que los niveles de PLP también se hallaban comprometidos. Según explica Araque, esa PLP, que genera un aumento de entre un 200 y un 300 por ciento de la eficacia con que una neurona se comunica con otra, se encontraba disminuida en los ratones modificados genéticamente. Ello indica que el aumento de calcio en dichas células de la glía resulta fundamental para la liberación de glutamato y, por tanto, para la generación de PLP. En otras palabras, los astrocitos actúan como elementos activos en los procesos de señalización celular en el sistema nervioso, lo que los convierte, junto a las neuronas, en responsables de cómo se procesa y almacena la información en el cerebro.


Diana terapéutica

El hallazgo de que los astrocitos están involucrados en los mecanismos celulares que subyacen los procesos de memoria apuntan a que también pueden desempeñar una función relevante en enfermedades relacionadas con ella, como es el caso del allzhéimer. Araque cree que los astrocitos podrían ser, por tanto, una posible diana terapéutica para tratar esta dolencia.

  • En rojo imágenes de astrocitos de hipocampo. La imagen azul representa los niveles de calcio intracelular de un único astrocito. Crédito: Alfonso Araque CSIC

Más información en PLoS Biology

—IyC

Artículos relacionados