Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

20 de Mayo de 2020
Percepción

Los gestos también pueden oírse

Cuando hablamos, casi siempre movemos las manos, incluso cuando conversamos por teléfono. Existe una razón para ello.

Cuando hablamos por teléfono, somos capaces de reproducir los gestos de nuestro interlocutor, aunque no los veamos. [iStock/webphotographeer]

Incluso si hacemos una llamada telefónica o apagamos la cámara mientras hablamos por Skype: casi siempre efectuamos movimientos involuntarios con las manos cuando hablamos. Lo sorprendente del asunto: aunque nuestro interlocutor no puede vernos, esos gestos no le pasan desapercibidos. ¿Cómo es posible? Al parecer, el sonido de nuestra voz le revela mucha información sobre nuestros gestos. 

Según se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). investigadores dirigidos por Wim Pouw, de la Universidad de Radboud en Nimega (Países Bajos), han llegado a esta conclusión tras comprobar que, en una conversación telefónica, los oyentes pueden sincronizar sus movimientos de las extremidades superiores con los de un interlocutor al que escuchan pero no ven.

Para su estudio, solicitaron a tres hombres y a tres mujeres que emitieran un sonido neutro y movieran su brazo o muñeca a un ritmo a veces lento, otras veces acelerado o  más rápido. Cada uno de ellos debía producir un sonido lo más constante posible, con una sola respiración. A continuación, otros participantes escucharon esas grabaciones. Se les pidió que articularan el brazo o la muñeca al mismo ritmo que imaginaban que lo hacía el o la hablante. ¿Resultado? Lograron reproducir el gesto casi de manera exacta.

Vocalización reveladora

Al parecer, las sutiles variaciones en el sonido de la voz proporcionan suficientes pistas para que un oyente reconstruya los movimientos del cuerpo de su interlocutor, aunque no lo vea. En otras palabras, la voz humana contiene información sobre los estados corporales dinámicos, lo que abre camino para la comprensión de la evolución del lenguaje hablado y la comunicación no verbal. Según indican los investigadores, la estrecha conexión entre el habla y los gestos, causa por la que hablamos con las manos incluso cuando estamos al teléfono, tiene un motivo evolutivo: incluso si no podemos ver los movimientos exactos de la otra persona, «leemos» en la velocidad e intensidad de estos el estado emocional en que se encuentra.

Estos hallazgos apoyan investigaciones anteriores en animales no humanos, que demuestran que las vocalizaciones contienen información sobre los estados y las capacidades corporales, afirman los autores.

Jan Dönges

Referencia:«Acoustic information about upper limp movement in voicing». W. Pouw et al., publicado en línea en PNAS el 11 de mayo de 2020. 

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.