Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 20/10/2016

EVOLUCIÓN HUMANA

Los monos capuchinos tallan piedras afiladas idénticas a las producidas por los primeros homínidos

A diferencia de nuestros ancestros, sin embargo, no las usan como herramienta y las producen accidentalmente. El hallazgo obliga a replantearse el origen de ciertos utensilios antiguos que se han atribuido a antepasados humanos.

Nature

Menear

Los monos capuchinos (Sapajus libidinosus) usan herramientas de piedra para abrir alimentos duros, como por ejemplo frutos secos. Además, al golpear las piedras producen fragmentos con perfiles afilados indiferenciables de los que fabricaban los humanos en la Edad de Piedra. [Tomos Proffitt, Lydia V. Luncz et al.]

Las herramientas no son exclusivas de los seres humanos. Numerosas observaciones han evidenciado que otras especies de primates no humanos las utilizan para sus tareas diarias. Entre estas especies, no es ninguna novedad que los monos capuchinos (Sapajus libidinosus) figuren entre los más hábiles. Desde hace más de 25 años se sabe que estos pequeños monos, así como los chimpancés, usan piedras para romper las cáscaras de frutos secos.

Pero, ahora, un trabajo publicado esta semana en la revista Nature describe un comportamiento de corte de piedra que promete levantar cierta polémica en el campo de la paleantropología. Al observar los capuchinos salvajes del Parque Nacional de la Sierra de Capivara, en el este de Brasil, los científicos, liderados por Tomos Proffitt, de la Universidad de Oxford, se dieron cuenta de que los animales producían piedras afiladas y cortantes accidentalmente al golpearlas, y que estas eran indistinguibles de algunos objetos cortantes que hasta ahora se han atribuido a los primeros homínidos. El descubrimiento añade una dimensión adicional a las interpretaciones del registro humano paleolítico, de la posible función de las herramientas de piedra tempranas y de los requisitos cognitivos para la aparición de piedras afiladas.

El comportamiento asociado a la ruptura de las piedras (observable en el siguiente video realizado por los autores del estudio) provoca que estas se desintegren en distintos tipos de trozos. Pero los investigadores no detectaron en ningún momento que los monos mostraran interés por alguno de los fragmentos cortantes. Sin embargo, consideran que sus hallazgos son relevantes para los estudios en primatología y evolución humana, debido a que el proceso de tallar piedras ya no es una actividad específica de los primates humanos.

Pero, si los monos capuchinos no rompen las piedras para producir herramientas, ¿por qué lo hacen? La única acción obvia que se puede vincular al comportamiento descrito es que los animales lamen sistemáticamente las piedras una vez rotas. Entonces, una posible explicación sería que se tratara de una conducta asociada a la ingestión de componentes nutricionales en el polvo resultante de la rotura de las rocas. Tras esta hipótesis, los autores mencionan que el silicio es uno de los nutrientes que se encuentran en el polvo. Este elemento es especialmente esencial en las etapas tempranas de calcificación del hueso, aunque uno de los capuchinos grabados en vídeo parece ser un adulto joven. Sin embargo, el beneficio de la ingestión de cuarzo en polvo es una posible explicación que debe considerarse.

— IyC

Más información en Nature (Nature NewsNature News&Views, y artículo completo)

Artículos relacionados