Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

5 de Marzo de 2015
ONCOLOGÍA

Migración celular en el cáncer

Se ha desentrañado el comportamiento de los agregados de células tumorales, con una mayor capacidad metastásica que las células individuales.

Las células tumorales agrupadas presentan una mayor capacidad invasora que en solitario. [xrender / Thinkstock]

Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer. Un estudio encabezado por Gema Malet, investigadora del Instituto de Oncología Molecular de la Fundación Italiana para la Investigación del Cáncer (IFOM), demuestra que la capacidad de las células tumorales para propagarse y generar metástasis se ve enormemente facilitada cuando las células migran agregadas como «bandadas», en lugar de hacerlo en solitario. Gracias a la utilización de técnicas de imagen avanzadas, bioinformática y matemática aplicada, la investigación ha permitido evidenciar esta tendencia en los linfomas. Se ha visto así que las células malignas del sistema inmunitario forman agregados que se mueven con modalidades parecidas a las de bandadas de pájaros o bancos de peces. La investigación allana el camino para identificar nuevas moléculas que interfieran con la capacidad de agregación de las células cancerosas.

La migración celular colectiva es un fenómeno biológico generalizado, en el que grupos de células adherentes altamente coordinadas se mueven de una manera polarizada. Este modo de migración es una característica distintiva de la morfogénesis de tejidos, durante su desarrollo o reparación, así como de la propagación de tumores sólidos. Además de células que circulan en solitario, los linfomas pueden dar lugar a agregados multicelulares en los tejidos.

En las células tumorales, la capacidad de agregarse y circular en la sangre constituye un fenómeno minoritario. Según una investigación reciente llevada a cabo por la Escuela de Medicina de Harvard y publicada en Cell, afecta al 3 por ciento de las células tumorales circulantes, pero justamente estas muestran una potencialidad de invasión metastásica hasta un 50 por ciento superior que las células individuales. Los investigadores del IFOM se propusieron entonces identificar los mecanismos moleculares y los procesos biológicos que incrementan la capacidad de migración y la resistencia de las agregaciones colectivas, en comparación con las células tumorales individuales.

Gracias a la utilización de una combinación de técnicas punteras han conseguido trazar su comportamiento y han demostrado como las células tumorales agregadas en grupo son más sensibles a los estímulos migratorios impartidos por la quimiocina, su carburante molecular, con lo que adquieren una mayor eficacia a la hora de invadir tejidos, resistir a la muerte celular y, en última instancia, alcanzar los ganglios linfáticos y colonizar órganos lejanos, causando metástasis.

La capacidad de agregación celular puede observarse en linfomas y en leucemias crónicas, pero es típica también de tumores sólidos como el tumor de mama, cáncer de colon y los melanomas. Entender por qué y cómo se agregan las células e identificar un posible factor que las desagregue podría contribuir de forma notable al desarrollo de terapias futuras.

Más información en Current Biology

Fuente: Elena Bauer (IFOM) / IyC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.