31 de Octubre de 2022
Medicina

Más de medio millón de muertes en Europa en 2019 se asociaron a resistencias bacterianas

Siete especies de bacterias están detrás de la mayoría de las muertes en 53 países de la región europea y suponen una amenaza grave para la salud pública.

Las bacterias resistentes a múltiples antibióticos se están extendiendo por el mundo. [Pixabay/Geralt]

Las resistencias que desarrollan las bacterias a diversos antibióticos son una causa de muerte cada vez más importante en todo el mundo. A este fenómeno se le ha dado el nombre de «pandemia silenciosa». Según estimaciones recientes, las resistencias bacterianas podrían convertirse en la primera causa de muerte en el mundo en 2050 si no se toman medidas para remediarlo.

Aunque el impacto sobre la salud humana de las resistencias a los antimicrobianos es cada vez mayor, existen importantes lagunas de conocimiento sobre la verdadera magnitud de sus efectos en la salud pública y en la atención sanitaria. Ahora, un gran equipo internacional de científicos ha publicado en la revista The Lancet Public Health el estudio más detallado hasta la fecha sobre los efectos de las resistencias en 53 países de la región europea de la OMS (que incluye Asia Central) en 2019.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron diferentes fuentes de datos epidemiológicos, como el Sistema de vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos de la OMS y las redes de vigilancia de resistencia a los antimicrobianos de Europa y de Asia Central. En total, recopilaron en torno a 471 millones de registros compuestos por datos de individuos y muestras bacterianas.

A partir de dichos datos, calcularon, mediante un modelo estadístico, las muertes y los años de vida ajustados por discapacidad en relación con 23 especies de bacterias patógenas y 88 combinaciones de fármacos y bacterias resistentes a ellos en dicho continente. En concreto, para estimar el número de muertes causadas directamente por bacterias resistentes, tuvieron en cuenta una situación hipotética en la que las infecciones por estos microorganismos hubieran estado provocadas, en su lugar, por bacterias sensibles a antibióticos. En cambio, para estimar las muertes asociadas a resistencias bacterianas, consideraron un escenario en el que las infecciones por estas bacterias no llegaban a darse.

La investigación estima que, en 2019, unas 541.000 muertes en esta zona estuvieron asociadas a infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos, con un margen de error que va desde las 370.000 hasta las 763.000 muertes. Por otra parte, el cálculo de muertes causadas directamente por resistencias bacterianas arrojó una cifra de 133.000 fallecimientos (con un margen de error que va desde las 90.000 hasta las 188.000 muertes).

La mayor mortalidad causada o asociada a las resistencias a antibióticos se documentaron en Europa del Este (19,9 muertes causadas y 74 muertes asociadas por cada 100.000 habitantes) seguida de Europa Central (16,6 muertes causadas y 68 muertes asociadas por 100.000 habitantes. En comparación, en Europa occidental se dieron 11,7 muertes causadas y 52,5 muertes asociadas a resistencias bacterianas por 100.000 habitantes. España se sitúa en la posición 35 de 53 países en cuanto a la mortalidad (normalizada por edad) asociada a resistencias a antibióticos.>

Las infecciones que más impacto tuvieron sobre la población europea, en cuanto a muertes asociadas, fueron las infecciones del torrente sanguíneo (195.000 muertes), las infecciones en el interior del abdomen (127.000 fallecimientos) y las infecciones respiratorias (120.000 muertes).

Entre las 23 especies de bacterias patógenas, siete destacaban por ser las responsables de la gran mayoría de las muertes asociadas a resistencias bacterianas (457.000 fallecimientos) o por ser las causantes directas de dichas muertes (112.784 fallecimientos). Estas siete especies de bacterias son un desafío cada vez mayor para la medicina debido a su capacidad tanto para provocar enfermedades graves y muertes como para resistir el tratamiento antibiótico.  Se trata de Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa, Enterococcus faecium, Streptococcus pneumoniae y Acinetobacter baumannii.>

De las siete especies de bacterias más dañinas, la que provocó un mayor daño en cuestión de vidas humanas en 47 países de Europa fue Escherichia coli resistente a las aminopenicilinas. En torno a 154.000 muertes se asociaron a infecciones por este microorganismo. El segundo lugar lo ocupaba Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (antibiótico dentro del grupo de las penicilinas), con un impacto destacado en 27 países de Europa al asociarse a alrededor de 83.000 muertes.

Los investigadores observaron que aquellos países que habían aplicado planes nacionales para luchar contra las resistencias a los antibióticos sufrían un impacto menor (en cuanto a muertes) que aquellos que aún no disponían de ellas.  Las actuaciones de los planes nacionales incluyen la vigilancia de resistencias bacterianas, la concienciación sobre el uso de antibióticos en el ámbito sanitario y veterinario, las mejoras en saneamiento e higiene o el desarrollo y el acceso a nuevos tratamientos contra infecciones resistentes.

Como era de esperar, aquellos países con un mayor uso de antimicrobianos o con un nivel de desarrollo más bajo se asociaban a tasas más altas de mortalidad por resistencias bacterianas. Una correlación que era especialmente clara en el este de Europa y Europa Central.

Este estudio muestra de forma clara que las resistencias a los antibióticos son una grave amenaza para la salud pública de Europa. Así, contar con una estimación detallada y actual del panorama de resistencias a los antibióticos en Europa resultará de utilidad para concienciar sobre la magnitud del problema y para establecer estrategias políticas y sanitarias, tanto a escala europea, como nacional, para combatir las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos y hacer un uso más racional de estos medicamentos.

Esther Samper

Referencia: «The burden of bacterial antimicrobial resistance in the WHO European region in 2019: a cross-country systematic analysis»; Tomislav Mestrovic et al. en The Lancet Public Health, publicado en línea, 13 de octubre de 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.