Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 27/07/2018

TECNOLOGÍA MÉDICA

Nanovehículos que liberan fármacos en células dañadas

Se ha creado un encapsulamiento para medicamentos que se dirige selectivamente a células senescentes, lo que abre la posibilidad de tratar enfermedades como la fibrosis pulmonar o el cáncer.

EMBO Molecular Medicine

Menear

Vistas frontal (izquierda) y lateral (derecha), de la imagen obtenida por TAC de los pulmones de un ratón con fibrosis (zonas grises) antes (arriba) y después (abajo) de ser tratado con nanoterapia dirigida a las células senescentes. Las células senescentes son en parte responsables de la fibrosis pulmonar. [Guillermo Garaulet y Francisca Mulero, CNIO]

Las células senescentes son células dañadas que han dejado de funcionar correctamente, pero que no están muertas. Conocidas coloquialmente como «células zombi», su presencia resulta perjudicial para el tejido donde se acumulan. Se asocian a numerosas enfermedades y se acumulan en una gran variedad de tejidos durante el envejecimiento, donde contribuyen a su deterioro. Eliminarlas es uno de los desafíos de la ciencia.

Ahora, en un estudio publicado en EMBO Molecular Medicine, Manuel Serrano, que lidera el Laboratorio de Plasticidad Celular y Enfermedad en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), presenta, junto con otros expertos, un método de encapsulación que permite administrar medicamentos de manera preferente en tejidos que contienen células senescentes. En el trabajo han participado también investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, la Universidad de Cambridge, el CIBER-BBN y la empresa Pfizer, en Estados Unidos.

Los investigadores han aprovechado una característica específica de las células senescentes para diseñar un vehículo que se dirija especialmente hacia ellas. Han demostrado su eficacia en células in vitro y en dos grupos de ratones experimentales, uno con fibrosis pulmonar y otro con cáncer. Estas enfermedades se caracterizan por una elevada presencia de células dañadas, en especial en los tumores tratados con quimioterapia.

Los autores del estudio han comprobado que las células senescentes apresan el vehículo más eficientemente que el resto de las células y, una vez dentro, degradan su envoltura y con ello se libera el fármaco. Este destruye las células senescentes, con lo que se produce una mejora en los ratones con fibrosis pulmonar o con cáncer.

«El nuevo nanovehículo puede abrir nuevas oportunidades terapéuticas para enfermedades graves, como la fibrosis pulmonar, o para eliminar la senescencia generada por los tratamientos quimioterapéuticos contra el cáncer», señala Manuel Serrano. Además, las cápsulas podrían usarse como pruebas diagnósticas de senescencia. Dado que el nanovehículo puede llevar un compuesto fluorescente o trazador, se puede seguir su destino hasta las células senescentes, por las que son atraídos.

Fuente: IRB

Referencia: «A versatile drug delivery system targeting senescent cells». Daniel Muñoz et al. en EMBO Molecular Medicine, vol. 10, n.º 2, julio de 2018.

Artículos relacionados