Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 14/02/2018

Neurociencia

Neuroimágenes para redefinir la inteligencia

La exploración del cerebro en reposo a través de técnicas de neuroimagen puede proporcionar una nueva forma de definir e interpretar la capacidad mental.

PLoS ONE

Menear

Las neuroimágenes por resonancia magnética funcional podrían ayudar a predecir, entre otros factores, la conducta adaptativa de las personas. [iStock/ akesak]

También te puede interesar

Cartografiar el cerebro Cartografiar el cerebro Sep/Dic 2017 Nº 18

Técnicas y megaproyectos para descifrar la complejidad cerebral

Más información

Para parte de las teorías sobre la consciencia humana, el concepto de entropía se ha convertido en un importante foco de investigación debido a los avances que han experimentado las técnicas de neuroimagen, en particular, la tomografía por resonancia magnética funcional (RMf). A grandes rasgos, la entropía mide la variedad de configuraciones posibles dentro de un sistema. El concepto de entropía cerebral, en concreto, se ha definido como la cantidad de estados neuronales que puede presentar un cerebro determinado.

Según publica PLoS ONE, un equipo de la Universidad de Nueva York ha investigado la relación entre la inteligencia humana y la entropía del cerebro con el fin de determinar si la variabilidad neural que reflejan las neuroimágenes aportan información sobre la capacidad intelectual de las personas.

Actividad neuronal y cociente intelectual

Los investigadores analizaron cientos de neuroimágenes por RMf de 892 participantes de ambos sexos. Los sujetos fueron evaluados cuando su cerebro y su mente se encontraban en reposo  (no comprometidos en una tarea en particular) para obtener una lectura básica. Las exploraciones mostraban las combinaciones posibles de células cerebrales activas y disponibles para interactuar entre sí en regiones específicas del cerebro. «Un cerebro inteligente debe ser flexible en la forma en que sus células nerviosas, o neuronas, se reorganizan. De eso trata la entropía», señala Glenn Saxe, autor principal del estudio.

A continuación, el equipo utilizó modelos matemáticos para evaluar la entropía estadística en función de sí las combinaciones de células nerviosas activas que se habían registrado en una neuroimagen predecían la siguiente imagen. Posteriormente, compararon los resultados con las puntuaciones que los participantes habían obtenido en dos pruebas estándar para valorar el cociente de inteligencia (CI): la Escala de Shipley-Hartford (mide las habilidades verbales) y el test de Wechsler (evalúa la capacidad de resolución de problemas).

Según descubrieron, los valores de entropía mostraban una estrecha relación con el CI que habían obtenido los sujetos en las distintas pruebas de inteligencia. Así, la puntuación en la Escala de Shipley-Hartford coincidía con los valores de entropía registrados en relación con el lóbulo temporal inferior izquierdo (región que se asocia con el habla). De manera similar, los valores de entropía de los lóbulos frontales (responsables de la organización, planificación y el control emocional) se correspondían con el CI que los probandos habían conseguido en la prueba de Wechsler.

Si investigaciones futuras confirman los hallazgos, Saxe prevé que algún día se podrán evaluar, a través de técnicas de neuroimagen, los problemas funcionales que personas con depresión, trastorno de estrés postraumático o autismo presentan para el procesamiento de la información.

Fuente: Universidad de Nueva York

Referencia: «Brain entropy and human intelligence: A resting-state fMRI study». Glenn N. Saxe, Daniel Calderone y Leah J. Morales en PLoS ONE, publicado en línea el 12 de febrero de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas