Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

5 de Noviembre de 2020
Neurología

Nuevas claves sobre el origen de la psicosis autoinmunitaria

Hallan en ratones que la alteración en la cantidad de receptores dopaminérgicos causa los síntomas psicóticos en la encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA.

Los ratones a los que se administra líquido cefalorraquídeo que contiene anticuerpos patológicos de pacientes con encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA presentan síntomas psicóticos similares a los de los humanos.[iStock/ Irina]

Con frecuencia, la encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA, una enfermedad cerebral autoinmunitaria, se confunde con un trastorno psiquiátrico, ya que también provoca psicosis, además de otras alteraciones del comportamiento. Pese a esa similitud, el tratamiento con los antipsicóticos habituales no alivia a los afectados. Según han descubierto investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), estos síntomas se hallan relacionados con la alteración en la cantidad de receptores dopaminérgicos D1R y D2R que se encuentran en un área del hipocampo. Los resultados se publican en la revista Annals of Neurology.

Síntomas similares a los de la esquizofrenia

En la encefalitis autoinmunitaria, los anticuerpos afectan al receptor NMDA, uno de los más importantes en la transmisión sináptica, lo que produce alteraciones de la conducta y síntomas neuropsiquiátricos similares a los de la esquizofrenia.
Ante dichas semejanzas, los investigadores se plantearon la hipótesis de que podía existir un mecanismo común en ambas enfermedades. «Dado que el sistema dopaminérgico de la esquizofrenia se encuentra alterado, nos centramos en analizar los niveles de receptores dopaminérgicos en cultivos celulares y en un modelo animal de encefalitis anti-NMDAR», explica Marc Carceles Cordon, uno de los autores principales del estudio, en un comunicado de prensa.

Estos ratones, a los que se administra líquido cefalorraquídeo de pacientes con encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA, desarrollan síntomas similares a los que manifiestan los humanos. Los investigadores observaron en cultivos celulares de neuronas y en los roedores que se producían diversos cambios en los niveles de D1R y D2R. Estos cambios causaban déficits de memoria y conductas psicóticas en los animales. Asimismo, comprobaron que todo ello revertía si dejaban de inyectar los anticuerpos patógenos de las personas con dicha enfermedad cerebral autoinmunitaria.

Según los autores, estos resultados arrojan luz sobre la base biológica de los síntomas psiquiátricos de la encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA, y por extensión, de la psicosis autoinmunitaria, lo que podría contribuir al desarrollo de nuevos medicamentos antipsicóticos más eficaces que los actuales, los cuales «no resultan útiles e incluso pueden ser contraproducentes a la hora de controlar los síntomas psicóticos de la encefalitis anti-NMDAR», afirma Carceles Cordon.

Por otro lado, los hallazgos podrían ayudar a comprender diferentes tipos de psicosis, síntoma que se manifiesta en diversos trastornos mentales. «Durante mucho tiempo se ha entendido como una parte esencial de la esquizofrenia, pero la psicosis está presente en muchas enfermedades mentales, como depresiones y demencias. Comprender sus mecanismos subyacentes puede, en el futuro, guiar el desarrollo de tratamientos orientados a paliar las dolencias de estos enfermos», concluye el investigador.

Fuente: Universidad de Barcelona

Referencia: «NMDAR antibodies alter dopamine receptors and cause psychotic behavior in mice».M. Carceles-Cordon et al. en Annals of Neurology, vol. 88, n.o 3, 2020.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.