4 de Noviembre de 2021
Delincuencia

Objetivo: prevenir la reincidencia delictiva en los jóvenes

Un método orientado a la relación contribuye a eliminar los prejuicios hacia los alumnos que han cometido un delito y, de esta manera, favorecer su reintegración en la escuela.

Fomentar la relación positiva entre docente y alumno a través de una carta ayuda a que este último no reincida en actos delictivos. [iStock/ Foto Duets]

Los jóvenes que han cometido un delito suelen sufrir el peso del estigma. Con frecuencia, en el entorno escolar son vistos como alborotadores o «un caso perdido» y tratados en consecuencia. Una simple carta dirigida a una persona de confianza puede cambiar esa situación, según se informa en Psychological Science.

En su estudio, Gregory Walton, de la Universidad Stanford y otros científicos se propusieron encontran un método para motivar a los jóvenes que han cometido un delito a dar lo mejor de sí mismos y a aumentar la disposición de los profesores a apoyarles en ese objetivo. Para ello, reclutaron a 47 jóvenes que estaban a punto de salir de un centro de detención de menores de Oakland, en Estados Unidos. La mayoría de ellos eran varones de entre 15 y 17 años de edad. En las reuniones individuales, los investigadores centraron sus preguntas en el modo en que los participantes estaban afrontando su situación.

Asimismo, compartieron con los jóvenes historias reales de otros adolescentes que habían pasado por una experiencia similar a la suya y cómo los profesores habían contribuido en la transición. A continuación, los participantes formularon sus esperanzas y objetivos: por ejemplo, establecer buenas relaciones con otras personas, graduarse, hacer que sus padres se sintieran orgullosos de ellos o convertirse en un modelo para los hermanos menores. Por último, se les pidió que indicaran los obstáculos que veían para lograr sus propósitos y que indicaran qué adulto del entorno escolar podría ayudarles y cómo. 

Una carta como vínculo

Los autores resumieron toda esa informacion en una breve carta y la enviaron al docente en cuestión, informándole de que había sido elegido por el alumno como confidente. Dicha carta redujo del 69 al 19 por ciento el porcentaje de los jóvenes que reincidieron en actos delictivos durante ese mismo semestre escolar y el siguiente. También disminuyó a la mitad el número de medidas punitivas que se les impusieron. En cambio, una charla previa con los jóvenes apenas tuvo efecto. Según afirman los investigadores, el factor decisivo fue el vínculo que creó la carta.

Un estudio de seguimiento con unos 350 profesores reveló el efecto que la carta había provocado en ellos: creían más firmemente en el éxito de los jóvenes, sentían más afecto y respeto hacia ellos y tenían mayores esperanzas y confianza en ellos. La carta ayudó a ambas partes a construir una relación positiva, concluye Walton.

Christiane Gelitz

Referencia: «Lifting the bar: A Relationship-orienting intervention reduces recidivism among children reentering school from juvenile detention». Gregory M. Walton et al. en Psychological Science, publicado en línea en octubre de 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.