Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

21 de Noviembre de 2018
Psicoterapia

Perros para mitigar los síntomas del TDAH

El trato con canes adiestrados para terapia puede mejorar las capacidades de concentración y sociales de los niños hiperactivos.

La terapia asistida con perros puede ayudar a los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad a concentrarse. [iStock/ Holly Powers]

Desde hace un tiempo, los perros adiestrados se utilizan en el tratamiento psicoterapéutico de trastornos postraumáticos, autismo y demencias. Al parecer, la terapia asistida con perros también puede ayudar en el caso de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). De hecho, puede favorecer que superen con mayor rapidez ciertos síntomas del TDAH, según han constatado investigadores de la Universidad de California en Irvine. Los resultados del estudio se publican en Human-Animal Interaction Bulletin.

Los investigadores examinaron a 88 niños con edades comprendidas entre los 7 y los 9 años que presentaban inquietud motora y problemas de concentración relacionados con el TDAH. Durante tres meses y dos veces por semana participaron en sesiones de psicoterapia para mejorar sus habilidades sociales. Se les entrenaba en autocontrol, conducta cooperativa y solución de problemas. Para la mitad de los probandos, la intervención se acompañó con un perro adiestrado. Así, estos niños podían entretenerse con el animal antes de las sesiones; el perro también permanecía a su lado a lo largo de toda la práctica. En cambio, los investigadores dejaron que el resto de participantes jugaran libremente antes de empezar los ejercicios de terapia; en algunas tareas, les entregaban un perro de peluche.

Más concentrados

Si bien los síntomas de TDAH disminuyeron en todos los niños tras el entrenamiento terapéutico, según indicaban los propios padres, la mejoría acontecía antes en los niños que habían trabajado con un perro adiestrado. Asimismo, el resultado final de la intervención era, en conjunto, mejor que en el caso de los participantes que no habían contado con el apoyo de un perro. El efecto beneficioso de la terapia asistida con perro se mostró, sobre todo, en la capacidad de concentración de los niños, y algo menos en las aptitudes sociales. Solo en relación con los síntomas de hiperactividad no se observó ningún beneficio adicional con respecto al tratamiento psicoterapéutico usual.

De estudios anteriores se sabe que las personas se suelen relajar con mayor facilidad en compañía de un perro. Al parecer, el umbral de cortisol (hormona del estrés) disminuye y el pulso se ralentiza. Con todo, se requiere más investigación para confirmar hasta qué punto los perros actúan como estimuladores y pueden beneficiar la actividad cognitiva en los niños con TDAH, señalan los autores.

Joachim Retzbach/ Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «A randomized controlled trial of traditional psychosocial and canine-assisted interventions for children with ADHD» de Sabrina E. B. Schuck et al. en Human-Animal Interaction Bulletin, vol. 6, n.o 1, 2018.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.