Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

6 de Septiembre de 2019
MEDICINA REGENERATIVA

Primer trasplante de córnea a base de células madre reprogramadas

Según los médicos, la intervención ha mejorado la visión de una mujer que sufre una enfermedad de la córnea.

La córnea transparente protege al ojo de agresiones externas. [iStock-BahadirTanriover]

Una mujer japonesa de unos cuarenta años se ha convertido en la primera persona a la que se le ha reparado la córnea gracias al empleo de células madre reprogramadas.

En una conferencia de prensa el 29 de agosto, el oftalmólogo Kohji Nishida, de la Universidad de Osaka, explicó que la mujer padece una enfermedad que le provoca la pérdida de las células madre encargadas de reparar la córnea, una capa transparente que cubre y protege el ojo. La afección causa que la visión resulte borrosa y puede llevar a la ceguera.

Para tratar a la paciente, Nishida explica que su equipo creó láminas celulares de córnea a partir de células madre pluripotentes inducidas (CMPI). Estas se obtuvieron de las células cutáneas de un donante que se reprogramaron para que regresaran a un estado embrionario; desde este estado las células pueden ser transformadas en cualquier otro tipo de célula del cuerpo, como las de la córnea.

Nishida comentó que la córnea de la mujer se mantenía transparente y que su visión había mejorado desde el trasplante, que se le práctico hace un mes.

En la actualidad, las personas que sufren una enfermedad o lesión de la córnea suelen ser tratadas con tejido de donantes que han fallecido, pero existe una larga lista de espera para este tipo de tejido en Japón.

El país se halla por delante en la aprobación del uso clínico de las CMPI. Estas fueron descubiertas por el biólogo Shinya Yamanaka, de la Universidad de Kyoto, quien ganó el premio Nobel por su trabajo. Los médicos japoneses también han empleado las CMPI para tratar lesiones de la médula espinal, la enfermedad de Parkinson y otra enfermedad ocular.

El Ministerio de Salud japonés dio permiso a Nishida para ensayar el procedimiento en cuatro personas. El experto está planeando la próxima operación para finales de este año y espera que la técnica pueda trasladarse a la clínica en cinco años.

David Cyranoski

Artículo original traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.