14 de Septiembre de 2022
Adicción

Relacionan determinadas lesiones cerebrales con la remisión al tabaquismo

En ciertos casos, un traumatismo craneal favorece que la persona fumadora deje su adicción a la nicotina de manera espontánea.

Las lesiones cerebrales que alteran la adicción se corresponden con un circuito cerebral específico. [ANNEBAEK/ GETTY IMAGES/ ISTOCK]

Algunos traumatismos craneales producen que la persona fumadora deje de ser adicta al tabaco de forma repentina. Un equipo dirigido por Juho Joutsa, de la Universidad de Turku, ha estudiado de manera exhaustiva tales remisiones espontáneas. Según informan en Nature Medicine, han identificado una red cerebral que podría desempeñar un papel fundamental en la lucha contra el tabaquismo. 

Para su estudio, los neurocientíficos analizaron los escáneres cerebrales de 129 pacientes adictos a la nicotina que habían sufrido una lesión cerebral. Casi una de cada tres personas dejó de fumar tras el accidente. Sin embargo, los daños de los pacientes se localizaban en regiones cerebrales diferentes. Al examinar el modo en que se comunicaban esas áreas entre sí, identificaron una red cerebral concreta. Esa «red de remisión de la adicción» se hallaba formada, entre otras estructuras cerebrales, por la corteza insular, además de áreas de la corteza cingulada y de la prefrontal. Estudios previos ya  habían vinculado dichas regiones con el comportamiento adictivo. Sin embargo, el reciente hallazgo demuestra que trabajan de manera conjunta y que los cambios en ese circuito cerebral facilitan el dejar de fumar.

Los autores no solo observaron la conectividad funcional, es decir, cómo interactúan las regiones entre sí; también encontraron «pistas» sobre la estructura anatómica de la red. Algunos pacientes presentaban lesiones en la sustancia blanca que conecta las áreas correspondientes. El grupo constató, asimismo, que los daños en los circuitos descubiertos se encontraban relacionados con un menor riesgo de alcoholismo en otros 186 participantes. 

Así pues, parece que este circuito neuronal también ejerce una función en otras adicciones. Según Joutsa, en un futuro, el descubrimiento podría ayudar a tratar con mayor éxito la conducta adictiva mediante técnicas de estimulación cerebral (por ejemplo, activando varias regiones de manera simultánea). En Estados Unidos, los médicos ya utilizan dicho método para tratar el tabaquismo. Sin embargo, hasta ahora no se sabía con certeza las regiones concretas que debían ser objeto de tratamiento.

Anton Benz

Referencia: «Brain lesions disrupting addiction map to a common human brain circuit». J. Joutsa et al. en Nature Medicine, vol. 28, págs. 1249–1255, 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.