18 de Octubre de 2018
Sordera

¿Restaurar la pérdida de audición?

Experimentos realizados en ratones identifican una proteína cuya estimulación promovería la regeneración de las células sensoriales dañadas por el exceso de ruido o la edad.

Según un estudio realizado en ratones, la estimulación del receptor ERBB2 estimularía la regeneración de las células ciliadas del oído interno, encargadas de transformar las ondas sonoras en impulsos nerviosos. Ello podría restaurar la pérdida de audición. [iStock/Toa55]

En mamíferos, las células ciliadas, responsables de transformar las vibraciones percibidas por el fino vello, que producen y recubre la cóclea, en impulsos nerviosos, no poseen la capacidad de regenerarse. Por consiguiente, su muerte se postula como causa de la pérdida de audición.

Sin embargo, en tiempo reciente, Patricia M. White y su equipo, de la Universidad de Rochester en Nueva York, en colaboración con investigadores de la Universidad de Harvard, han identificado un mecanismo molecular que promovería la proliferación y diferenciación de estas células. El estudio, publicado por la revista European Journal of Neuroscience, sugiere que la familia de receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGF, por sus siglas en inglés) podría ser clave.

Estas proteínas, y en concreto ERBB2, favorecerían la activación de las células de soporte, adyacentes a las células ciliadas e implicadas en su sostén. A fin de corroborar su hipótesis, los científicos manipularon la expresión de ERBB2 mediante virus, ingeniería genética y fármacos, tanto en modelos animales in vitro como in vivo.

Los resultados mostraron que en respuesta a la activación inducida del receptor, las células de soporte proliferaron y se diferenciaron, a fin de generar nuevas células sensoriales. Además, estimularon a sus vecinas, es decir, actuaron como una suerte de amplificador de la señal de ERBB2.

Para sorpresa de los científicos, la cóclea de los ratones, la estructura situada en el oído interno cuya forma recuerda a la de un caracol, expresa ERBB2 a lo largo de todas las etapas vitales del animal. No obstante, a diferencia de otros vertebrados, ello no resulta en la regeneración de las células ciliadas. La explicación podría hallarse en el proceso de evolución de las distintas especies. Algunos miembros de la familia EGF participan en la conexión de las células sensoriales y el sistema nervioso central. White y sus colaboradores señalan que el proceso evolutivo habría priorizado la función de innervación en detrimento de la regeneración, en el caso de los mamíferos.

La investigación concluye que la estimulación de ERBB2 proporciona un nuevo modelo para el estudio el deterioro auditivo y el diseño de nuevos fármacos con el objeto de revertir esta discapacidad.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «ERBB2 signaling drives supporting cell proliferation in vitro and apparent supernumerary hair cell formation in vivo in the neonatal mouse cochlea», de J. Zhang et al., en European Journal of Neuroscience, publicación avanzada en internet el 30 de septiembre de 2018.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.