Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

19 de Noviembre de 2019
Síndrome de Down

Reversión de los déficits de memoria y aprendizaje característicos del síndrome de Down

En animales y humanos, el trastorno se asocia a una disminución de la síntesis de proteínas en el hipocampo. En ratones, la normalización de esta alteración recuperó las capacidades cognitivas.

De confirmarse, el hallazgo permitiría el diseño de nuevos fármacos para este síndrome considerado incurable hasta la fecha. En la imagen, representación en 3 dimensiones de los cromosomas de un individuo de sexo masculino con síndrome de Down. [iStock/Dr_Microbe]

En su trabajo más reciente, investigadores del Colegio Baylor de Medicina en Houston y la Universidad de California en San Francisco describen la posibilidad de revertir los déficits de memoria y aprendizaje característicos del síndrome de Down. La revista Science publica el hallazgo, realizado en un modelo animal de este trastorno genético.

En humanos, la presencia de un tercer cromosoma 21 resulta en la aparición del síndrome de Down. Por consiguiente, durante décadas, la comunidad científica ha analizado el trastorno desde la genética. Sin embargo, en su investigación, Mauro Costa-Mattioli y su equipo centraron sus esfuerzos en dilucidar qué ocurría a nivel de las proteínas.

Para ello, los autores emplearon ratones modificados genéticamente a fin de presentar las alteraciones genéticas, cognitivas y de conducta propias del síndrome. En estos roedores, observaron una notable disminución de la producción de proteínas en la región cerebral conocida como hipocampo. Asimismo, detectaron la activación de la respuesta integrada al estrés (ISR, por sus siglas en inglés), un sistema de protección que inhibe la síntesis proteica en presencia de una anomalía genética.

De forma interesante, el análisis de muestras post-mortem de sujetos con síndrome de Down también reveló la presencia de dichas alteraciones en esta área del cerebro, clave para el aprendizaje y la formación de recuerdos.

Así pues, los investigadores administraron a los ratones un tratamiento farmacológico diseñado para bloquear la vía de ISR. Como resultado, los animales mejoraron de forma notable su memoria a largo plazo, así como su capacidad para aprender, según los datos obtenidos a través de distintas pruebas de conducta.

A nivel molecular, el fármaco normalizó la formación de proteínas, además de mejorar la transmisión de información entre las sinapsis neuronales. Ello explicaría las mejoras cognitivas observadas.

Para Costa-Mattioli y sus colaboradores, aunque el hallazgo resulta prometedor y podría ayudar en el diseño de nuevos fármacos para tratar el síndrome de Down, aún permanecen por esclarecer muchos de los mecanismos involucrados en la patología del trastorno.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Activation of the ISR mediates the behavioral and neurophysiological abnormalities in Down syndrome», de P. J. Zhu et al., en Science; 366 (6467), páginas 843–849, publicado el 15 de noviembre de 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.