Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

6 de Febrero de 2019
Aprendizaje

Salas de escapada en la universidad

Confirman que el juego de escape favorece el aprendizaje y la motivación de los universitarios.

El cada vez más popular juego de escape fomenta el aprendizaje y la motivación de los estudiantes. También favorece el trabajo en equipo y bajo presión. [URG]

El objetivo está claro: salir de la habitación antes de que el cronómetro marque 30 minutos. Pero el modo de conseguirlo no resulta tan sencillo, pues para ello hay que resolver enigmas y rompecabezas a partir de ciertas pistas y claves. En definitiva, se debe usar lógica, inteligencia y deducción. Pero, sobre todo, los conocimientos teóricos y prácticos aprendidos en clase.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y publicado en Nurse Education Today confirma que el uso de las habitaciones de escape (scape room) en la docencia universitaria contribuye al aprendizaje y a la motivación de los estudiantes. Para su experimento contaron con la participación de 115 alumnos del grado de Enfermería de la UGR.

Mejor preparados para el examen

Entre las pruebas que debían llevar a cabo los universitarios durante el juego de escape se encontraba una reanimación cardiopulmonar, una cesárea, una extracción de sangre o colocar electrodos a un maniquí. Pero antes debían hallar el material necesario para ello, como la bata quirúrgica y los guantes estériles, o descifrar el electrocardiograma para conocer la clave de uno de los candados.

Según afirmaron los participantes, la experiencia les ayudó a recordar y fijar los conocimientos académicos de cara al examen. Además, les motivó para estudiar. También calificaron el juego de divertido y destacaron la necesidad de aplicar más dinámicas similares en la universidad.

Aunque estudios previos sobre educación en enfermería demuestran que el uso de juegos didácticos puede aportar resultados positivos en la enseñanza universitaria, la gran mayoría se basaba en pruebas de preguntas y respuestas o situaciones clínicas. El juego de escapada es una opción más dinámica para evaluar los conocimientos teóricos y prácticos del alumnado, así como para promover el trabajo en equipo y la capacidad de trabajar bajo presión, concluyen los autores.

Fuente: Universidad de Granada

Referencia: «The impact on nursing students' opinions and motivation of using a "nursing escape room" as a teaching game: A descriptive study», de José L. Gómez-Urquiza et al. en Nurse Education Today, vol. 72, págs. 73-76, enero de 2019.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.