Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

14 de Abril de 2016
CONSERVACIÓN

¿Se está recuperando el tigre?

Un censo reciente indica por primera vez un ligero aumento de las poblaciones del felino tras su drástico declive durante el último siglo.

La subespecie de tigre del sur de China, la más amenazada, probablemente solo existe en el zoológico. [J. Patrick Fischer / Wikimedia Commons]

Los tigres de Asia se hallan por desgracia entre los grandes felinos más codiciados de la Tierra por los cazadores furtivos y están amenazados por la pérdida de su hábitat. Sin embargo, si se la deja en paz, la especie tiene buenas posibilidades de sobrevivir. Las nuevas cifras lo demuestran.

Por primera vez en 100 años, un censo internacional de los tigres asiáticos ha revelado que su número no se ha reducido, sino que incluso ha vuelto a crecer. Se han contabilizado unos 3900 ejemplares en los 13 estados que conforman el centro del área de distribución de las diferentes subespecies de tigre, según informa el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en sus siglas inglesas). Ello corresponde a 700 individuos más respecto al último censo, realizado en 2010. Por entonces, los estados acordaron doblar sus poblaciones de tigres para 2020. Al actual incremento han contribuido principalmente la India, Rusia, Nepal y Bután, gracias a las medidas de conservación aplicadas allí. Sin embargo, no está claro hasta qué punto tuvo lugar realmente ese aumento, o si fue debido a las mejoras a la hora de realizar los recuentos. El cambio registrado en la India resulta especialmente dudoso debido a que los censos anteriores eran probablemente incorrectos. Como dato negativo, tuvo que reconocerse la probable extinción de la especie en Camboya. En Vietnam, Laos y China se cree que existen menos de diez ejemplares.

Desde 1900, el número de tigres se ha reducido drásticamente: en ese momento se estimaba que había unos 100.000 de estos felinos en Asia, y sus hogar abarcaba desde el Mar Caspio y el Cáucaso hasta Java y Bali. Desde entonces, tres subespecies se han extinguido (en Java y Bali, así como el tigre del Caspio); el tigre del sur de China, tal vez solo existe en el zoológico. Sin embargo, todavía cabe albergar cierta esperanza por lo que respecta a las subespecies restantes, ya que un estudio ha demostrado que, a pesar de la gran deforestación que se ha producido, existe todavía suficiente superficie de bosques para duplicar la población. Más crítica es la situación del tigre de Sumatra, cuyo hábitat está disminuyendo muy deprisa en Indonesia. El 98 por ciento de la pérdida de los bosques desde el cambio de milenio se reparte por solo 10 de las 76 principales áreas de refugio del tigre. No obstante, en las demás regiones la reducción resulta menor que en el promedio estatal.

Las poblaciones de tigre pueden recuperarse asombrosamente bien y con rapidez una vez que se abandona la caza y existen suficientes presas. Así lo demuestran, por ejemplo, las cifras en Rusia: en solo los últimos cinco años la población ha crecido de unos 450 a 540 animales. Y, poco a poco, la subespecie se va extendiendo de nuevo hacia China, donde había desaparecido.

Más información en Science Advances

Fuente: Daniel Lingenhöhl / Spektrum der Wissenchaft

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.