4 de Octubre de 2021
Astronomía

¿Un planeta que gira en torno a tres soles?

Un hueco en el disco protoplanetario de un sistema estelar triple sugiere la presencia de un mundo en órbita alrededor de los tres astros. Hasta ahora nunca se había descubierto un planeta así.

Recreación artística del sistema estelar triple GW Orionis, donde se aprecia la inclinación entre el disco protoplanetario interior (anillo) y los exteriores. El hipotético planeta estaría fuera del anillo interior. [ESO/L. Calçada, Exeter/Kraus et al.]

Lo más habitual es que un planeta orbite alrededor de una única estrella. Los que giran en torno a dos son mucho más raros, y ahora las observaciones brindan los indicios más prometedores hasta la fecha de un exoplaneta en órbita alrededor de tres estrellas. (Ya se habían descubierto mundos en sistemas triples, pero no con una órbita que rodeara a los tres astros.) El mundo se hallaría en el sistema GW Orionis, situado a 1300 años luz de la Tierra.

Ese sistema estelar ya había atraído la atención de los expertos, porque no solo posee tres estrellas, sino también tres discos protoplanetarios, acumulaciones de materia con forma de anillo donde se forman planetas: estos van recogiendo cada vez más polvo y gas de su órbita y creciendo en el proceso. Una característica reseñable de GW Orionis es que sus discos no se encuentran en el mismo plano, sino que los dos exteriores están inclinados unos 38 grados respecto al interior.

Ahora, un equipo dirigido por Jeremy Smallwood, de la Universidad de Nevada en Las Vegas, se ha concentrado en el hueco que existe entre el disco interior y los dos exteriores. Tal y como escriben los científicos en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, un planeta gaseoso del tamaño de Júpiter podría haber abierto esa brecha al absorber el material que había allí. Un mundo así podría tener solo en torno a un millón de años.

Si están en lo cierto, sería el primer planeta conocido que orbita alrededor de tres estrellas. Sin embargo, se hallaría bastante lejos del centro del sistema, por lo que no cabe esperar amaneceres y atardeceres espectaculares: giraría a 100 veces la distancia media entre la Tierra y el Sol, más del doble de la que separa a Plutón de nuestra estrella. Para un observador situado en ese hipotético planeta, los tres astros se verían como un par de puntos, dado que los dos más interiores orbitan tan cerca el uno del otro que no podrían distinguirse a simple vista. Esas dos estrellas tardan 241 días en dar una vuelta en torno a su centro común, mientras que la tercera completa una órbita alrededor de ambas cada once años y medio.

Movimientos de las tres estrellas situadas en el centro de GW Orionis. La animación se basa en un modelo por ordenador creado a partir de los datos obtenidos por el Telescopio Muy Grande del Observatorio Europeo Austral. [ESO/Exeter/Kraus et al./L. Calçada]

Se ha propuesto otra explicación para el hueco entre los anillos: la gravedad de las tres estrellas podría haber actuado de forma diferente sobre distintas zonas del disco y haber abierto así una brecha. Sin embargo, el equipo de Smallwood afirma que las simulaciones descartan esa alternativa.

Pronto podríamos tener una respuesta definitiva. La astrónoma Alison Young, de la Universidad de Leicester, declaró al New York Times que en los próximos meses hay previstas observaciones con el telescopio ALMA y el Telescopio Muy Grande, ambos ubicados en Chile. Y esos esfuerzos podrían reportarnos pruebas directas de la existencia del planeta.

Jan Dönges

Referencia: «GW Ori: circumtriple rings and planets», Jeremy L. Smallwood et al. en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, vol. 508, págs. 392-407, 17 de septiembre de 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.