30 de Marzo de 2017
BIOLOGÍA MARINA

Un vídeo revela qué come un pulpo gigante de aguas profundas

Es la primera vez que se confirma con imágenes la dieta de este raro cefalópodo: medusas y otros animales gelatinosos.

Pulpo gigante de la especie Haliphron atlanticus comiendo una medusa Phacellophora camtschatica en el cañón submarino de Monterrey (California), a 378 metros de profundidad. [Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey]

Las imágenes obtenidas con un robot submarino autónomo a 378 metros de profundidad han permitido observar por primera vez la dieta del esquivo pulpo gigante de siete tentáculos, Haliphron atlanticus. Este cefalópodo puede llegar a medir 4 metros de longitud, pesar 75 kilogramos y solo se ha visto tres veces vivo, mediante robots submarinos. Popularmente se le llama pulpo de siete tentáculos porque, en los machos, el brazo modificado para efectuar la fecundación, denominado hectocótilo, está enrollado en una bolsa debajo del ojo derecho y pasa desapercibido. Sin embargo, en realidad tiene ocho tentáculos, como todos los pulpos.

El hallazgo, publicado esta semana en la revista Scientific Reports, aporta valiosa información sobre el comportamiento de este cefalópodo, al que se observó comiendo la medusa Phacellophora camtschatica, conocida como «huevo frito» o «yema de huevo». Pero también ayuda a desmentir la idea generalizada de que los animales gelatinosos como las medusas no tienen ningún valor nutritivo, una reputación que cada vez más va perdiendo peso.

Los autores del trabajo corroboraron las conclusiones que extrajeron del vídeo con los resultados del análisisdel contenido estomacal de varios ejemplares de H. atlanticus conservados en el Museo de Zoología de Hamburgo durante los años setenta y noventa del siglo pasado. Todos los ejemplares tenían en su estómago los restos de animales como medusas o salpas (no el pez, sino los organismos transparentes del plancton gelatinoso emparentados con los vertebrados, también llamados así).

Los pulpos son un tipo de cefalópodo que habita desde los arrecifes superficiales hasta las grandes profundidades. Aunque su comportamiento alimentario se caracteriza habitualmente por la caza activa y una dieta estrictamente carnívora, investigaciones recientes muestran que las estrategias de alimentación son mucho más diversas. Los cefalópodos se encuentran entre los habitantes más grandes del océano y desempeñan un papel fundamental como presa de muchos depredadores oceánicos, tales como cachalotes, tiburones, el pez espada, el atún y otros cefalópodos gigantes. El pulpo de siete tentáculos forma parte de la dieta de los cachalotes, los tiburones azules y pelágicos.

A pesar de que la hembra de H. Atlanticus puede crecer hasta cuatro metros de largo, no necesita tanta energía para mantenerse viva como otras especies de cefalópodos. «Este pulpo funciona a cámara lenta. Así que comer medusas pobres en calorías no le supone ningún problema, especialmente si se centra en las partes nutritivas como el estómago, la zona que se puede observar que falta en la medusa del vídeo de 2013», explica Steve Haddock, coautor del artículo.

Más información en Scientific Reports y Nature News.

—IyC                                                                                   

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.