17 de Marzo de 2022
COMUNICACIÓN

Una red cerebral evita las pausas incómodas cuando conversamos

En una conversación, las personas se turnan para hablar y responden con rapidez a su interlocutor. Se han identificado las regiones del cerebro que planifican las respuestas antes de que termine de hablar el otro.

El cerebro utiliza una red para planificar en lo que dura un parpadeo las respuestas mientras conversamos. [iStock/ Metamorworks]

Un parpadeo o 200 milisegundos, ese es el breve espacio de tiempo que suelen durar los intervalos entre los turnos de palabra durante una conversación. Para que ello suceda de manera tan veloz, debemos pensar en una respuesta mientras seguimos escuchando atentamente a nuestro interlocutor. Científicos de las universidades de Nueva York y Iowa han descubierto las regiones del cerebro responsables de este rendimiento de planificación. El estudio se publica en Nature.

Para su investigación, el equipo dirigido por Gregg Castellucci examinó a ocho personas a las que se habían implantado electrodos en el cerebro para tratar su epilepsia o un tumor cerebral. De este modo, los investigadores podían medir con precisión las ondas cerebrales de los sujetos. Les formularon una y otra vez cuestiones similares, pero ligeramente modificadas. La información clave para responder de manera correcta a veces venía al inicio y otras hacia el final del enunciado. De este modo, los experimentadores determinaron el momento exacto en que los pacientes empezaban a planificar sus respuestas.

Cuando los investigadores analizaron las regiones que se hallaban activas en ese preciso momento, se encontraron con un viejo conocido: el área de Broca. Al parecer, esta región cerebral no solo es responsable de las vocalizaciones, sino también ayuda a prepararlas. Sin embargo, lo sorprendente fue que partes del lóbulo frontal medio formaban asimismo parte de la red de planificación.

Tras las preguntas un tanto rebuscadas, los científicos charlaron con los participantes durante unos minutos. En esa situacion obtuvieron el mismo resultado: antes de empezar a hablar, las dos regiones cerebrales volvieron a estar activas. «El estudio proporciona una primera descripción de los mecanismos específicos que generan el lenguaje cuando hablamos entre nosotros en situaciones naturales y cotidianas», indica Castellucci.

Anton Benz

Referencia: «A speech planning network for interactive language use». G. A. Castellucci et al en Nature, vol. 602, págs. 117–122, 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.