7 de Marzo de 2017
Paleontología

¿Unos cráneos denisovanos?

Desde 2010 se conoce otro pariente extinto del Homo sapiens: los denisovanos. Fue descrito por medio de huesos de dedos y de dientes. Puede que ahora se tenga algo más.

Unos fragmentos craneales enconrados en China podrían ser de denisoviano, la variante humana extinta descubierta en 2010 [Xiujie Wu, IVPP, Academia China de Ciencias].

Los paleontólogos hicieron historia en 2010 al descubrir un nuevo pariente del Homo sapiens: por medio del ADN de unos huesos de dedo identificaron a los denisovanos, cuya clasificación taxonómica todavía es incierta. Además de esos huesos de dedo solo se han hallado hasta ahora fuera de toda duda dos muelas. Tanto mayor ha sido por eso el interés que han despertado los fragmentos de dos cráneos que se han encontrado en China. Todavía no se ha podido atribuirlos a ninguna especie humana con certeza, pero quizá sean denisovanos. El paleontólogo Erik Trinkaus, de la Universidad Washington en St. Louis y su equipo no quieren, al menos, descartarlo. Los fósiles de hace entre 125.000 y 100.000 años encontrados en el yacimiento de Lingjing, en Xuchang, muestran un mosaico de propiedades de diferentes especies que dificulta la clasificación taxonómica.

Según el tamaño de cráneo que se infiere de los fragmentos, el cerebro tenía el mismo volumen que en los primeros humanos modernos. Los arcos ciliares son algo más finos que en sus predecesores evolutivos. Su frente, baja y ancha, coincide con la forma humana de los euroasiáticos orientales, mientras que con los neandertales del occidente euroasiático comparte dos propiedades: la conformación de los conductos semicirculares del oído interno y la típica estructura occipital. «La biología de nuestros antepasados inmediatos de la parte oriental de Eurasia no se había podido inferir hasta ahora a partir de ningún fósil humano», dice Trinkaus. «Este cráneo de Xuchang aumenta nuestros conocimientos considerablemente. Desvela desarrollos a largo plazo de nuestra biología y como estaban interconectadas las poblaciones euroasiáticas».


Por desgracia, los cráneos están incompletos, y hasta ahora no se ha dado con los dientes en el yacimiento, así que una comparación directa con los denisovanos no es posible. Otro fósil chino, de una antigüedad parecida, exhibe sin embargo los mismos canales semicirculares neandertalianos y grandes dientes. Podría tratarse de la misma variedad humana. Según los datos genéticos, las ramas de los neandertales y de los denisovanos se separaron hace 400.000 años. Podrían compartir rasgos comunes. Es incluso posible que se cruzasen y procreasen, tal y como el Homo sapiens hizo con neandertales y denisovanos. Los investigadores esperan que se pueda extraer ADN de los huesos y que con ello se puede finalmente establecer su taxonomía.


Más información en Science

Fuente: spektrum.de/Lindenhöhl

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.