Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2015
Alimentación

Dieta sin gluten en personas sanas

¿Beneficia o perjudica una alimentación libre de gluten si no se padece una patología relacionada con este complejo proteínico?

En los últimos años ha surgido un boom en torno a la dieta sin gluten. En Estados Unidos, por ejemplo, se estima que de 2011 a 2013, la venta de productos sin gluten se incrementó en un 44 por ciento. Esta tendencia creciente se debe, por una parte, a que las personas cuidan más su alimentación e intentan llevar una vida más sana, alegando que los alimentos sin gluten son más sanos que sus equivalentes con gluten. Por otra, algunos personajes famosos, entre ellos cantantes y actores, afirman que les permite adelgazar. Esta «moda» se ha visto favorecida, además, porque estos productos han mejorado su sabor y calidad y se pueden adquirir a precios más asequibles. Pero ¿qué hay de cierto en sus supuestos beneficios para las personas sanas? ¿Se trata de una medida alimentaria beneficiosa para perder peso? ¿Puede perjudicar la ingesta de este tipo de alimentos si no se padece celiaquía?

Empecemos definiendo qué es el gluten: se trata del principal complejo proteínico del trigo, la cebada, el centeno y la avena. Contiene proteínas ricas en prolina y glutamina que lo hacen resistente a la digestión. Se le relaciona con múltiples patologías: celiaquía, alergia al gluten, sensibilidad al gluten no celíaca, dermatitis herpetiforme, psoriasis, ataxia, neuropatía periférica, autismo y fibromialgia, entre otras.

Artículos relacionados

Artículo incluido en

¿Sensibilidad alimentaria o moda?

    • Susanne Schäfer

Cada vez más personas consumen productos sin gluten o sin lactosa porque piensan que su cuerpo no acepta estos compuestos. Pero no existen todavía datos concluyentes que apoyen este tipo de intolerancia.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.