Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2016
Neurociencia

Neuroimágenes proféticas

¿Tendrá el niño éxito en los estudios? ¿En qué asignatura destacará? Los investigadores pretenden predecir el rendimiento y la conducta de los individuos a partir de la actividad de su cerebro.

ISTOCK / VIVA_K (niño); SIEMENS AG (escáner MRT); GEHIRN UND GEIST (composición)

En síntesis

Algunos investigadores se atreven a pronosticar el desarrollo cognitivo y conductual de las personas a partir de la exploración, mediante tomografía por resonancia magnética, de la actividad de determinadas áreas de su cerebro.

Pronosticar el futuro desarrollo escolar de los niños es, por ahora, uno de los principales objetivos de estos estudios. Esos datos permitirían identificar a potenciales candidatos para programas educativos de refuerzo.

Por el momento, muchos de los pronósticos mediante neuromarcadores se llevan a cabo a posteriori, lo que supone una dificultad metodológica. Este método también plantea cuestiones éticas.

En su primer día de clase, Nora y María aguardan de pie frente a la puerta del colegio. Poco antes de que las dos amigas del jardín de infancia empiecen una nueva vida como alumnas de primero de primaria, se les indica que entren en una sala donde se les practicará una tomografía por resonancia magnética (RM). La prueba es rutinaria, pues forma parte del programa escolar. Mientras las niñas observan diversas palabras que se proyectan sobre una pantalla, los científicos miden la actividad de su cerebro. Los resultados del escáner cerebral permiten establecer un pronóstico inequívoco: el desarrollo de las capacidades de lectura y escritura de María será óptimo; Nora, en cambio, presentará un retraso en el aprendizaje general y en la escritura. Necesitará clases de refuerzo.

Aunque este pasaje parece extraído de una novela de ciencia ficción, investigadores de todo el mundo están trabajando para que escenas como esta puedan convertirse en una realidad. Hasta ahora, los escáneres cerebrales parecen ajenos a nuestra vida cotidiana, a excepción de su uso para el diagnóstico de enfermedades o para investigar las estructuras y funciones cerebrales. Sin embargo, algunos científicos pretenden ir más allá: creen que, en un futuro próximo, los escáneres cerebrales permitirán elaborar pronósticos personalizados en relación con las capacidades cognitivas y a la conducta de cada persona. ¿Qué niño fracasará en el colegio? ¿Qué jóvenes caerán en la drogadicción o sufrirán bulimia?

Por lo común, los alumnos que tienen dificultades con la lectura desde un inicio deben enfrentarse a situaciones frustrantes y de fracaso. Ello provoca que, con frecuencia, desarrollen trastornos psíquicos, entre estos, depresión y ansiedad. Detectar cuanto antes a estos niños y proporcionarles el entrenamiento adecuado supone un objetivo comprensible. De hecho, las medidas para solucionar los problemas de lectura resultan más efectivas si se aplican de manera temprana; en el mejor de los casos, cuando el niño está aprendiendo a leer.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.