Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Getty ImaGes / xavigm / iStock

Karsten tiene miedo a volar. Ana evita a toda costa ser el centro de atención y solo habla si se le pregunta. Julia, de 12 años, apenas sale de casa y no es capaz de estar con otras personas sin sentirse incómoda. Manuela, harta de experimentar angustia en su lugar de trabajo, ha pedido la baja. Y Helen tomó, cuando era adolescente, la firme determinación de no tener nunca un hijo.

Aunque estos nombres son ficticios, excepto el primero y el último, las historias son verídicas. Unas historias que pueblan algunas de las páginas de este número de Cuadernos de Mente y Cerebro que gira en torno al miedo: una emoción que, si bien nos ha asegurado y sigue asegurando la supervivencia a los humanos, puede girarse en nuestra contra. ¿Cómo es posible?

Para entender ese proceso, lo mejor es empezar por los cimientos. La primera parte del número, dedicada a la neurobiología, recoge en cinco ar­­tículos los principales conocimientos y algunas de las investigaciones que se han llevado a cabo en animales y personas para descubrir cómo se genera el miedo en el cerebro. Ello ayuda a comprender el modo en que sur­gen los temores irracionales, como los que presentan Karsten, Ana, Julia, Ma­nuela y Helen. Respectivamente, sufren aviofobia, fobia social, fobia social infantil, fobia laboral y tocofobia.

¿En qué consisten estos trastornos? ¿Qué conllevan? El segundo bloque del monográfico, centrado en los aspectos psicológicos, responde a estas y otras cuestiones. «Entre los diversos trastornos de ansiedad, la fobia escolar es la que más repercute sobre el ajuste académico y social del niño y adolescente», subrayan Mari Carmen Martínez Monteagudo, Cándido J. Inglés y José Manuel García Fernández en «Fobia escolar y rendimiento académico» (página 48).

Como colofón, el último apartado, que versa sobre los tratamientos, reúne los mejores artículos publicados en Mente y Cerebro sobre las diversas herramientas de las que disponen psicólogos y psicoterapeutas para combatir este tipo de alteraciones mentales. Entre ellas destaca la terapia de exposición, que ayuda hasta a un 90por ciento de los pacientes con fobia, según indica David Barlow, de la Universidad de Boston, en «Fármacos contra el miedo» (página 84).

 Más recientemente, la simulación mediante avatares-sosias se ha sumado a la lista, informa Sanmantha Murphy en «Mi avatar, mi mentor» (página 72). Se está avanzando también en el desarrollo de medicamentos que ayuden, en combinación con la psicoterapia, a superar las fobias, explica Travis. Al fin y al cabo, los trastornos provocados por el miedo encabezan, tras las adicciones, la lista de trastornos mentales.

Karsten ya viaja en avión, Julia vuelve a salir de casa y a relacionarse con otras personas. Manuela ha vuelto al trabajo. Helen, en cambio, todavía no puede ver nada que tenga que ver con el momento de ser madre. Quizá nunca se ha planteado que sufre tocofobia, miedo al parto.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.