Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2009
Percepción

Franjas deslizantes

Unos cuantos experimentos sencillos desentrañan los misterios de la ilusión del poste de barbería.

© fotolia / EyeMark

Los primeros psicólogos de la Gestalt --entre ellos Stuart Anstis, de la Universidad de California en San Diego, y Hans Wallach-- hallábanse intrigados por la que ellos llamaban "ilusión de la señal de barbería". El anuncio de la barbería consiste en un cilindro vertical en cuya superficie se arrollan en hélice franjas rojas y blancas. El cilindro gira en torno a su eje longitudinal. Las franjas se mueven en realidad en sentido horizontal, pues cada uno de sus puntos describe un círculo alrededor del eje, pero parecen desplazarse en sentido vertical, hacia arriba o hacia abajo, según el sentido de rotación.

Esta ilusión constituye una sólida prueba de la tesis que hemos venido repitiendo en la sección, a saber, que la percepción no remeda a la física. En ella interviene la interpretación del cerebro, deducida de una imagen proyectada sobre el fondo del ojo, en la retina, el cual ha de emitir un juicio sobre lo que está ocurriendo en el exterior, en el mundo. Ahora bien, ¿qué es lo que provoca la ilusión?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.