Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2008
Percepción

Lo alto, arriba

La investigación sobre la percepción nos trae a primer plano la importancia de la postura erguida

TANIA LOMBROZO

Aunque el cristalino del ojo proyecta sobre la retina una imagen invertida, vemos el mundo con la orientación debida. Suele afirmarse que la imagen del globo ocular vuelve a ser invertida en el cerebro, para restaurar la orientación original, pero tal declaración es errónea. No se produce ese giro de 180 grados porque el cerebro no dispone de una copia de la imagen retiniana: cuenta solo con pautas de impulsos nerviosos, que codifican la imagen de modo que resulte correctamente percibida. El cerebro no imprime giro alguno a los impulsos nerviosos.

Dejado aparte ese error común, la visión de las cosas en la orientación correcta reviste harto mayor complejidad de lo que cabría imaginar, según señaló con nitidez hace unos 30 años Irvin Rock, investigador de la percepción de la Universidad Rutgers.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.