Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2009
Percepción

Neurología de la belleza

¿Por qué, por lo general, nos parece un delicado dibujo de un desnudo más atractivo que la foto de un desnudo, más realista? Porque nuestro sentido de lo estético sigue leyes biológicas.

© Fotolia/ARTHUR BAUMANN

¿Qué es arte? La pregunta recibe tantas respuestas como artistas y críticos se pronuncien. En general, podemos afirmar que el arte brinda a las personas una posibilidad de ocuparse de la belleza y la estética. Por eso, las reacciones varían mucho de un sujeto a otro. Hay así quien pasa ligero ante un cuadro de Pablo Picasso, que a otros extasía y lo erigen en prototipo de lo bello y de la fuerza expresiva. Con frecuencia salen también a la luz diferencias culturales: el olor acre de la marmita —una pasta vegetariana de extracto de levadura— les encanta a los ingleses, pero les produce repugnancia a la mayoría de los norteamericanos.

Debido a la multitud de preferencias y corrientes estilísticas parece dudoso, a primera vista, que puedan darse principios estéticos universales, comunes para todos. A pesar de todo, el hombre parece poseer una gramática artística innata, similar a los universales sintácticos de la lengua postulados hace medio siglo por Noam Chomsky, del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Más aún, posiblemente las leyes humanas de la estética valgan también para el reino animal.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.