Solo para sus ojos

La mirada tiene una importancia crítica para primates sociales como los seres humanos. Quizá sea este el motivo por el que las ilusiones relacionadas con los ojos nos parezcan tan atractivas.

CortesÍA DE ROB JENKINS / UniversiDAD DE Glasgow

Los ojos son las ventanas del alma. Por esta razón pedimos a la gente que nos mire a los ojos y nos diga la verdad. O nos preocupamos si alguien nos echa mal de ojo, o si a nuestra pareja se le va la vista hacia otra persona. Nuestro lenguaje está lleno de expresiones que indican hacia dónde mira la gente, sobre todo cuando lo hacen en nuestra dirección.

Como primates sociales, los humanos tenemos un gran interés en determinar la dirección de la mirada de otros humanos. Es importante para evaluar sus intenciones y crítico para estrechar lazos y negociar relaciones. Los amantes se miran mutuamente a los ojos durante largos intervalos; los bebés concentran la mirada intensamente en los ojos de sus progenitores. Incluso los recién nacidos observan representaciones de rostros durante períodos más largos que los que emplean en mirar caras de simplicidad equivalente en las que los ojos y otros características faciales se encuentran en desorden.

En este artículo se analizan una serie de ilusiones, relacionadas con la manera en que el cerebro procesa la imagen de los ojos y las miradas, que demuestran lo sencillo que resulta hacernos creer que alguien está mirando hacia otro lado.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.