Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2004
Psicología social

Neuronas especulares

Lo hagamos nosotros o veamos a otros hacerlo, se activan en nuestro cerebro determinadas neuronas. ¿Les debemos a esas células el don de podernos compenetrar con otros humanos?

SPEKTRUM DER WISSENSCHAFT

En síntesis

Las neuronas especulares o espejo posibilitan la comprensión de las intenciones de otras personas.

En el cerebro humano, estas neuronas se encuentran en el área de Broca.

Cualquier forma de comprensión interpersonal se basa en el entendimiento de los motivos de movimiento de los demás, según la teoría de la copia compartida.

En lo alto de la carpa del circo se balancea un acróbata sobre el alambre. De pronto, le resbala un pie y, por un segundo, pierde el equilibrio. A los espectadores se les corta el aliento y su pulso se acelera, como si fueran ellos los que estaban allá arriba y tuvieran que balancear nerviosos con los brazos. Aunque los espectadores no corren ningún riesgo, sufren intensamente. ¿En qué reside el secreto de esta capacidad humana de sintonía?

Cuando al principio de los noventa del siglo pasado, un equipo científico de Parma investigaba el control de movimientos de los simios, no podían sospechar que darían con la respuesta a esa pregunta. En su afortunado descubrimiento seminal intervino el azar. Psicólogos y filósofos siguen debatiendo sobre la interpretación correcta.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.