Cambio climático: ¿una realidad lejana?

Los psicólogos investigan por qué las personas saben mucho sobre el cambio climático pero hacen poco al respecto. Y cómo la conversación puede desencadenar un replanteamiento.

En noviembre de 2013, el tifón Haiyan devastó gran parte de Filipinas. Murieron miles de ­personas, y en muchos lugares colapsó el ­suministro de electricidad y agua potable. [Getty Images / WhitcombeRD / iStock]

En síntesis

Muchas personas tienen la sensación de que el cambio climático no tiene nada que ver con su vida cotidiana, y que el movimiento climático exagera. Pero el calentamiento de la Tierra provocado por los humanos es indiscutible para los investigadores. El clima extremo también está aumentando.

La comunicación sobre el cambio climático contribuye a esta situación paradójica. Además, diversas barreras psicológicas impiden que las personas acepten el problema y sus consecuencias.

Para motivar el replanteamiento y la acción, las conversaciones deben acontecer en una atmósfera de aprecio, proporcionar conocimientos básicos sobre el clima y adaptarse a necesidades, metas y valores del destinatario.

Para mí, el cambio climático solo se volvió algo realmente tangible cuando conocí a Pablo hace unos años. Él formaba parte de la tripulación del buque portacontenedores que me tenía que llevar desde Francia hasta Brasil. Fue el comienzo de una estrecha y, con toda probabilidad, larga amistad. Pero hace dos años el contacto se interrumpió de repente. No recibí respuesta a mis mensajes electrónicos, lo que me originó una verdadera preocupación. No fue hasta meses después cuando volví a recibir una señal de vida de Pablo: un fuerte tifón había asolado la isla de Filipinas en la que vivía. En esa situación caótica, su teléfono móvil se rompió y perdió su libreta con los datos de contactos y contraseñas.

Siempre ha habido tornados en las Filipinas. Sin embargo, muchos climatólogos sostienen que la intensidad de tales tormentas se está incrementando a causa del calentamiento global, porque estas pueden absorber más energía de las aguas más calientes. El Servicio Meteorológico Alemán también prevé un aumento de los eventos meteorológicos extremos en el futuro. El caluroso verano de 2019 fue tan inusual en Alemania que el Índice Global de Riesgo Climático de la Organización para el Desarrollo y el Medioambiente Germanwatch sitúa a este país en el tercer puesto, justo después de Japón y Filipinas, entre los más afectados ese año por ese tipo de sucesos.

Distancia paradójica

No obstante, para muchas personas la crisis climática parece quedar muy lejos. La investigación psicológica muestra que una comunicación inadecuada contribuye, no en última instancia, a esta situación paradójica. Así, la forma en que políticos, expertos y periodistas hablan en la actualidad sobre la crisis climática sigue sin captar a mucha gente. A pesar de toda la información disponible sobre los graves efectos que tendrá, no ven el cambio climático como un problema urgente. En lugar de ello, prefieren ocuparse de otros temas. Tras ello subyacen mecanismos psicológicos que nos impiden hacer lo que sería necesario desde un punto de vista racional. Pero la buena noticia es que, con ayuda del conocimiento científico, se puede aprender a hablar sobre las consecuencias del cambio climático de forma que permita modificarse el modo de pensar.

Quizás en sus conversaciones personales sobre la crisis climática en su entorno, usted ya se haya topado con personas con las que resulta difícil hablar sobre el tema. Yo, por ejemplo, tengo un conocido de esta suerte, al que llamaremos Tomás. Está en mitad de los 40 años, es profesor y padre de dos hijos, canta en el coro de la iglesia de su comunidad, es un apasionado de la jardinería y le gusta hacer excursiones de un día con el coche. Es una persona abierta y, como principio, le parece correcta la protección del clima. Pero opina que el movimiento climático exagera y que las medidas políticas tomadas hasta ahora resolverán el problema.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.