Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 1976
Ecología

Biología de los embalses

La construcción de un gran número de embalses en un país sin lagos constituye una situación experimental única para el estudio del funcionamiento de éstos y de la colonización de nuevos ambientes.

KERATELLA COCHLEARIS, rotífero muy común en las aguas eutróficas y muy frecuente en las menos mineralizadas. [Ramón Margalef/ Servicio de Microscopia electrónica de la Universidad de Barcelona].

Existe una progresiva preocupación mundial por la calidad de las aguas continentales. Además del problema de la contaminación creciente, está el de la fertilización paulatina de las aguas naturales, que van aumentando su producción en materia orgánica, con la consiguiente pérdida de calidad. Por si fuera poco, las necesidades de agua crecen constantemente, teniendo que destinar nuevas reservas a usos domésticos. No sólo preocupa la fertilización de las masas de agua que se están utilizando actualmente, sino también la extensión del fenómeno a aguas que pueden emplearse el día de mañana, porque, cuando llegue el momento de servirse de ellas, su calidad estará ya muy disminuida. Entre las apliaciones prácticas más importantes de la limnología, ciencia que estudia la ecología de las aguas dulces, está el detectar y predecir la fertilización y proponer remedios. En nuestros diás, el uso del agua de ríos y embalses para la refrigeración de unidades productoras de energía, térmicas y nucleares, ha añadido otro argumento a la preocupación, regulación o gobierno de las catacterísticas del potencial hidráulico de un país.

España ha pasado de ser un país sin lagos a otro con más de 700 embalses. Los únicos lagos naturales eran el de Sanabria, en el NW, y el de Bañolas, en el NE, glacial el primero y cárstico el segundo. A los embalses se aplica a veces la designación de lagos artificales; aunque no son verdaderos lagos, representan superficies de agua estancada, reciben afluentes y su caudal se destina a usos diversos, entre otros, el suministro de agua a ciudades. Al igual que los lagos naturales, están amenazados por la contaminación y la fertilización. Al ser ésta, en su mayor parte, un problema unido a la acción del hombre, se podría decir que los embalses, nacidos como una consecuencia de la civilización, ya desde el principio están fatalmente condenados a la fertilización, o a la eutrofización, su sinónimo técnico, que a veces aparece y aumenta en ellos con suma rapidez. A la fertilización hay que agregar la acumulación de sedimentos en el fondo del embalse, lo cual reduce su capacidad. La acumulación de nutrientes solubles y de sedimentos insolubles aparece frecuentemente asociada, al ser ambos consecuencia de una deficiente conservación de los suelos en la cuenca del embalse.

Además de la fertilización o eutrofización y del relleno de sedimentos, los embalses plantean otros problemas prácticos: posibilidad de extraer un beneficio a través de la pesca y de otras formas de explotación, verbigracia, recreo y turismo, lo que exige medidas de conservación y corrección. Resulta asimismo interesante la atención a la calidad del agua, su composición, que puede reguIarse eligiendo debidamente la profundidad de extracción en cada embalse, o con un régimen apropiado de gobierno cuando existen varios embalses unidos en cadena. Finalmente, la composición del agua o los materiales sólidos que contiene poseen implicaciones sanitarias, no sólo por poder albergar gérmenes patógenos, sino por la presencia y concentración de determinados elementos o compuestos químicos indeseables y que, habitualmente, son el resultado de la actividad humana.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.