Las galaxias del universo joven

Mediante la comparación de las remotas galaxias primigenias con las más viejas y cercanas se espera determinar cómo se forman y evolucionan las galaxias.

NASA, Robert Williams y Equipo de Campo Profundo del Hubble

Nuestra concepción del universo ha cambiado de forma radical en este siglo, de la mano de los avances experimentados por la observación astronómica. El trabajo pionero de Edwin Hubble en los años veinte condujo a la idea según la cual el universo nació de una "gran explosión" y desde entonces se expande. Los estudios realizados más tarde revelaron que, con el paso del tiempo, el universo cambia también de otras maneras. Al principio estaba repleto de una materia extremadamente caliente, densa y casi uniforme; ahora abunda el vacío. Cuando los astrónomos dirigen su mirada a través de millones de años luz, la materia que ven se concentra en una gavilla dispersa de galaxias aparentemente aisladas. Cómo ocurrió esta transformación y por qué las galaxias se formaron así, sigue siendo hoy una incógnita fundamental en cosmología.

Las galaxias cercanas, fruto de unos 10.000 millones de años de evolución, han sido objeto de un estudio intenso. Pero en los últimos tiempos se han dado pasos de gigante en la investigación de las galaxias que se hallan a distancias cosmológicas, es decir, las que existieron en las etapas iniciales del universo. Gracias a la velocidad finita de la luz, cuando se observa lo más lejano se mira directamente el pasado. En estos momentos los cosmólogos ópticos pueden ver galaxias remotas, de cuando el universo contaba con menos de una quinta parte de su edad actual. Con nuevos instrumentos y técnicas se espera detectar las galaxias "primigenias" en su proceso de gestación y seguir su evolución hasta nuestros tiempos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.