Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Especial
  • Agosto/Septiembre 2015Nº 14

Historia de la física

Einstein, Hilbert y la teoría general de la relatividad

La formulación casi simultánea por Hilbert y Einstein de las ecuaciones de campo, corazón de la teoría general de la relatividad, dio pie a una interpretación errónea de la prioridad, resuelta por el autor.

Menear

El 20 de noviembre de 1915, David Hilbert leía una ponencia ante la Real Sociedad de Ciencias de Gotinga. Una más en su largo haber en aquella docta institución. Hilbert (1862-1943) era ya una figura consagrada de la matemática más allá de las paredes de la Sociedad. A primera vista, pues, se trataba de un acontecimiento rutinario.

Pero el tema abordado, así como las circunstancias que rodearon la conferencia y sus consecuencias, tejen un episodio crucial de la historia de la ciencia de la primera mitad del siglo: la formulación casi simultánea —al menos en apariencia— por Hilbert y Albert Einstein de las ecuaciones de campo de covariancia general, que constituyen el corazón de la teoría general de la relatividad (TGR).

Durante ese mismo mes de noviembre, Einstein (1879-1955) presentó cuatro ponencias sobre gravitación y relatividad en sesiones semanales consecutivas de la Academia Prusiana de Ciencias en Berlín. Sólo en la última de ellas, la del 25 de noviembre (es decir, cinco días después de la lección de Hilbert), expuso Einstein lo que vendría a conocerse como la versión definitiva de sus ecuaciones.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados