Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Especial
  • Junio 2015Nº 9

Historia de la medicina

Los esfuerzos para combatir la enfermedad en España

Menear

La poliomielitis apareció como enfermedad epidémica en todo el mundo a finales del siglo XIX. En ese tiempo empezó a manifestarse en España en forma de brotes esporádicos. En 1929 tuvo lugar en Madrid la primera epidemia de polio y tras la Guerra Civil se convirtió en un importante problema de salud pública, alcanzándose en 1959 y 1960 las tasas más altas de morbilidad y mortalidad. Hasta entonces, la lucha contra la enfermedad había resultado escasa y poco eficaz. Hubo que esperar a la creación del Servicio Nacional de Poliomielitis, en 1958, albergado en el Hospital del Rey de Madrid. Allí se atendía a los enfermos en la fase aguda y en la fase crónica de la infección. El tratamiento incluía fisioterapia, ortopedia y, en el caso de secuelas, cirugía ortopédica para corregirlas. El servicio se mantuvo en activo hasta mediados del decenio de los ochenta.

En el mismo año 1958, la Dirección General de Sanidad comenzó una campaña de vacunación antipoliomielítica, experimental y voluntaria, con la vacuna de virus inactivados desarrollada por Jonas E. Salk. Hubo que importar el medicamento, ya que ningún laboratorio en España estaba preparado para fabricarlo.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados