Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Abril 2017Nº 487
Foro científico

Sociología

La ciencia tiene un problema de género

Las mujeres sufren diferentes formas de discriminación. Es necesario un cambio cultural.

Menear

¿Reciben las científicas un trato imparcial cuando intentan desarrollar su carrera profesional? Según las investigaciones, la respuesta podría ser negativa. Un trabajo reciente publicado en Academic Medicine revela que existe una diferencia salarial de más de 18.000 euros que beneficia a los científicos varones. Otro estudio muestra indicios de parcialidad contra las mujeres a la hora de mantener una financiación estable para sus investigaciones, que es la savia de la carrera de cualquier científico.

En algunos aspectos, sin embargo, los datos son positivos. Las mujeres constituyen alrededor de la mitad de los doctorados en ciencia y medicina, y se contratan casi el mismo número de hombres y mujeres como profesores asociados. Asimismo, según algunos estudios, las mujeres blancas tienen la misma probabilidad que los hombres blancos de obtener las subvenciones para proyectos de investigación que otorgan los Institutos Nacionales de la Salud estadounidenses (NIH, por sus siglas en inglés); un primer paso crucial hacia la independencia profesional y la obtención de una plaza permanente. Con todo, los mismos estudios revelan que las científicas asiáticas y afroamericanas cuentan con menos probabilidades de recibir financiación, lo que apunta a una doble discriminación de género y de raza. Estos matices son importantes en el entorno hipercompetitivo de la captación de fondos para la investigación, en el que solo uno de cada tres científicos (hombres o mujeres) consigue la suficiente subvención de los NIH para mantener a flote un laboratorio.

Y existen muchos otros matices. Por ejemplo, una vez conseguido el capital para iniciar la investigación, las mujeres hallan trabas para continuar recibiendo fondos durante el tiempo suficiente para conseguir resultados. Tras obtener subvenciones durante tres o cuatro años, los científicos deben convencer a los NIH de que sus resultados ameritan seguir recibiéndolas para continuar con su trabajo.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.