Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 2017
Geofísica

Los reveladores sonidos de los tsunamis

Los terremotos que generan tsunamis producen unas ondas sonoras características que podrían ayudar a advertir con más tiempo a la población.

Las consecuencias en Sumatra del tsunami del 26 de diciembre de 2004 en el océano Índico. [Patrick M. Bonafede, Getty Images]

Las boyas son el sistema de detección de tsunamis más al día. Los datos sísmicos permiten saber a los responsables que ha habido un terremoto submarino, pero la advertencia clave en caso de que el terremoto cree una serie de olas potencialmente devastadoras la darán unos sensores flotantes situados estratégicamente. Aun así, los avisos suelen emitirse solo unos minutos antes de que golpee el tsunami, si es que llega a haber tal aviso. Con la intención de que haya más tiempo para evacuar, algunos científicos han empezado a descifrar un nuevo aspecto de los sonidos que produce un terremoto submarino. Las ondas sonoras viajan a más de 1500 metros por segundo a través del agua, diez veces más deprisa que un tsunami.

Usama Kadri, especialista en matemáticas aplicadas e ingeniero de la Universidad de Cardiff y del Instituto de Tecnología de Massachusetts, es uno de esos investigadores. Le interesan particularmente las «ondas de gravedad acústicas» emitidas por los terremotos que generan tsunamis. Esas ondas sonoras subacuáticas tienen unas frecuencias tan bajas que las fuerzas gravitatorias pueden alterar su longitud de onda y su velocidad bajo un cambio súbito de presión. En principio, gracias a las propiedades distintivas de esas ondas sonoras, se las podría reconocer dentro del ruido de fondo oceánico. «Sin la teoría de las ondas de gravedad acústicas puede predecirse un terremoto, pero no un tsunami», comenta Kadri.

Tal como describe en Journal of Geophysical Research, el experto ejecutó una simulación con los datos del tsunami que tuvo lugar en el océano Índico en diciembre de 2004 y se llevó cientos de miles de vidas. Las olas tardaron dos horas en llegar a Sri Lanka, por ejemplo, pero esta nación isleña no recibió ningún aviso de tsunami. Según los cálculos del estudio, si a mil kilómetros del epicentro del terremoto hubiese habido una estación detectora de ondas de gravedad acústica con hidrófonos se habría podido contar con un tiempo de aviso superior a los noventa minutos.

El trabajo de Kadri tiene importancia, pero todavía es solo teórico y contiene presuposiciones simplificadoras, apunta Ali Abdolali, investigador posdoctoral del Centro de Investigaciones Costeras Aplicadas de la Universidad de Delaware. Abdolali intenta descifrar también las ondas sonoras submarinas que emanan de los terremotos causantes de tsunamis. Se sabe desde hace más de sesenta años que los terremotos submarinos emiten sonidos específicos, pero la disponibilidad actual de hidrófonos sensibles y de computación más rápida ha encendido un renovado interés en este campo, explica Tiago Oliveira, miembro posdoctoral de la Institución Oceanográfica de Woods Hole que ha trabajado con Kadri. No obstante, este último advierte de que podrían pasar diez años o más hasta que los sistemas de aviso de tsunamis puedan basarse en el sonido.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.