[Olena Shmahalo]

Para muchos, los agujeros negros evocan una misteriosa oscuridad que amenaza con devorarlo todo. Y los científicos, en ocasiones, los han visto como el misterio que amenazaba con devorar la física. Los agujeros negros tienden un puente entre la mecánica cuántica y la relatividad general y, con ello, ponen de relieve graves carencias en nuestra comprensión de la naturaleza. Pero algunos avances teóricos y observacionales recientes han arrojado luz sobre estos inescrutables objetos, con profundas implicaciones que van más allá de los propios agujeros negros.

En las páginas siguientes, George Musser describe el modo en que se ha comenzado a aclarar la llamada paradoja de la información, un problema relacionado con los agujeros negros que lleva décadas abierto. Uno de los físicos que participó en esos trabajos, Ahmed Almheiri, nos explica la sorprendente solución. Otro físico, Edgar Shaghoulian, expone cómo estas ideas podrían ayudarnos incluso a entender el universo en su conjunto. Seth Fletcher escribe sobre el Telescopio del Horizonte de Sucesos, que ha captado la primera imagen del agujero negro central de la Vía Láctea. Y el experto en ondas gravitacionales Carlos F. Sopuerta nos habla sobre la misión espacial LISA, que permitirá caracterizar los agujeros negros supermasivos y poner a prueba la relatividad general y otras teorías gravitatorias.

Gracias a todas esas investigaciones, los agujeros negros empiezan a parecer un poco menos oscuros y enigmáticos.

Puedes obtener el artículo en...

Otros artículos del informe especial «Hallazgos sobre agujeros negros»

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.