La COVID-19 en los animales

Una nueva base de datos permite el seguimiento de la propagación del virus SARS-CoV-2 en los mamíferos.

Animales afectados por COVID-19. [Brown Bird Design]

El virus causante de la COVID-19 es un saco prolífico de genes que no solo afecta a la especie humana, sino también a los animales. Y del mismo modo que humanos y animales se infectan unos a otros, las especies animales pueden infectarse entre sí, explica Amélie Desvars-Larrive, epidemióloga de la Universidad de Veterinaria de Viena. La ciencia ha averiguado mucho sobre las vías de contagio de la COVID en las personas, pero no tanto en los animales. 

A fin de facilitar el estudio de las conexiones entre los seres humanos, los animales y el virus, Desvars-Larrive y un equipo de investigadores han recopilado los informes dispersos de mamíferos con COVID en todo el mundo y han creado una base de datos pública. 

Saber de qué modo se propaga el virus entre otras especies de mamíferos, y cómo pasa de ellas a la especie humana, nos ayudará a gestionar mejor la pandemia actual y a prepararnos para la siguiente. 

«No podemos seguir centrándonos en la población humana ni seguir manteniendo un punto de vista antropogénico en esta pandemia», advierte Desvars-Larrive. 

La COVID ha demostrado ser muy contagiosa en numerosas especies de mamíferos: la infección se ha diseminado como la pólvora entre visones criados en cautividad, hasta el punto de que las granjas peleteras afectadas se han visto obligadas a sacrificar a todos los animales para ponerle freno. Los ciervos parecen especialmente sensibles al virus. Numerosos felinos, grandes y pequeños, también parecen ser presa fácil. Barbara Han, ecoepidemióloga del Instituto Cary de Estudios Ecosistémicos en Millbrook, Nueva York, que no ha participado en el proyecto de la base de datos, afirma que disponer de toda esa información de forma centralizada, en lugar de dispersa por múltiples fuentes gestionadas por organizaciones y organismos oficiales, seguramente permitirá a su equipo predecir con mayor rapidez el comportamiento del virus. 

La base de datos no cesa de crecer con el análisis de nuevos animales y la difusión de los resultados, por lo que todos esperan que ayudará a seguir los contagios de COVID entre la fauna y entre esta y las personas. Han afirma que, más allá del mero recuento de las especies infectadas, la base hará más fácil la tarea de estudiar cómo afecta el virus SARS CoV-2 a las comunidades de mamíferos y a los ecosistemas en conjunto. 

«A la gente le sorprende que el patógeno haya infectado ya a tantos animales y lo que eso podría significar para el género humano. Si no contamos con información fiable acerca del tipo de animales que lo padecen, no obtendremos respuestas correctas», advierte.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.