Hace 50, 100 y 150 años

Recopilación de noticias publicadas en Scientific American.
Por Mark Fischetti

1971: En la ilustración se muestra un problema con naipes presentado por Martin Gardner en su sección mensual de Juegos matemáticos. «Se trata de disponer
nueve naipes de corazones formando un cuadrado mágico tal que cada fila, columna y diagonal principal posea la suma máxima posible, 27. (Las jotas valen 11, las reinas 12, los reyes 13.) Permitiendo que se repitan los valores, ¿cuál es la suma constante máxima que puede formarse con nueve naipes de una baraja?» [JEROME KUHL: SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. 225, N.o 1, JULIO DE 1971]

1971
Detener los virus

«Hasta hoy, el único medio clínicamente práctico para controlar las enfermedades víricas es administrar una vacuna que estimule en el organismo la generación de los anticuerpos contra cada virus. Otra posibilidad es confiar en lo que parece ser la primera línea defensiva de las células: el interferón. Nuestro grupo del Instituto Merck se centró en la sustancia activa poli-I:C. Esta se muestra muy prometedora para estudiar el mecanismo interferónico. Tras algunas pruebas finales para descartar el riesgo de trastornos autoinmunitarios, el compuesto poli-I:C estará listo para efectuar en humanos unos cautelosos ensayos sobre prevención de infecciones víricas, tales como el catarro común.»

En 2021 se han estado realizando pruebas con interferón en humanos para el tratamiento de la COVID-19, pero los resultados no son claros.

1921
Inmortalidad para los humanos

«Por medios artificiales, un habilidoso cirujano ha mantenido vivo, fuera del animal, un fragmento de tejido del corazón de un embrión de pollo durante más de ocho años. No caben dudas de que, adecuadamente cuidado, podría seguir vivo de forma indefinida. Sumado al trabajo de otros científicos, el significado de esos resultados queda claro: las células individuales no parecen “envejecer”. Aunque en teoría seamos inmortales, la causa de que en realidad no lo seamos es que, si una parte del organismo falla, también lo hacen otras dependientes de ella y se colapsa la máquina entera. Pero parece que mientras podamos evitar que alguna pieza se averíe, seguiremos siendo jóvenes y vigorosos. Quizá no esté lejano el día en que la mayoría de nosotros podamos razonablemente esperar cien años de vida. Y si alcanzamos los cien, ¿por qué no mil?»

Marie Curie: el peso de la gloria

«Colmada de honores, madame Curie partió el 25 de junio a bordo del Olimpic, al cual se había llevado su preciado gramo de radio. La Oficina de Pesas y Medidas lo proveyó de un hermoso cofre de caoba forrado de plomo y acero. Aunque no grande, pesa casi 60 kilos. El interior está dividido en varios pequeños compartimentos, hechos de plomo y rodeados de acero, adaptados al tamaño de un tubito de vidrio que contiene una porción de las sales de radio. Una placa de oro, incrustada en la tapa, lleva bellamente grabada la siguiente inscripción: “Del presidente de Estados Unidos, en nombre de las mujeres de América, para Madame Marie Sklodowska Curie, en reconocimiento a su trascendental servicio a la ciencia y a la humanidad por el descubrimiento del radio. La Casa Blanca, 20 de mayo de 1921”.»

1871
El cálculo sienta bien

«Metafísicos y educadores admiten en su totalidad que el cálculo pone en juego más facultades mentales que cualquier otra rama del aprendizaje. Reconocido este hecho, los profesores deben considerar su institución como un gimnasio que ofrezca a la mente el ejercicio que la capacite para cumplir su más alto destino. Aquí está el valor de la resolución de problemas de cálculo y, de hecho, de todas las demás ramas de las matemáticas puras: al tratar con ideas abstractas, preparan la mente para abordar con rigor asuntos profundos o complicados relacionados con las realidades de la vida.»

Un pozo de gas en el jardín trasero

«En cada habitación de una mansión de Pensilvania había un aparato de gas de pozo, y el fuego podía encenderse en cualquier momento. En la cocina había toda una instalación. En esa casa, para calefacción e iluminación no se emplea sino ese gas. El pozo está en el jardín trasero, suficientemente separado de la mansión y cubierto por una caseta. El cilindro es de unos 37 metros de hondo, con una tubería de hierro y dotado de una válvula de seguridad.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.