Cristales fotónicos

Estos materiales nanoestructurados con formaciones ordenadas de agujeros podrían llevarnos a una revolución optoelectrónica. Realizan con luz lo que los semiconductores hacen con electrones.

Era la segunda llamada exasperante que recibía. Otro grupo de teóricos repetía que mi descubrimiento no funcionaba. Me embargaba una sensación de frustración. Había empleado tres largos años en probar y descartar innumerables diseños para llegar a lo que yo creía era un éxito. Pero si los teóricos andaban en lo cierto, tendría que volver al laboratorio y seguir buscando. Tal vez lo que estaba intentando crear —un cristal artificial capaz de manipular haces de luz a la manera en que el silicio y otros semiconductores controlan la corriente eléctrica— no fuera ni siquiera posible.

Los semiconductores electrónicos constituyen la entraña de todos los computadores y demás artilugios distintivos de la economía global. Los semiconductores ópticos podrían llevar la revolución de la información y las telecomunicaciones un paso más adelante al permitir, llegado su momento, sustituir nuestros microchips por fibras ópticas de mayor capacidad, láseres nanoscópicos y circuitos integrados fotónicos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.