Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 2004
Agricultura

Mejora genética de cereales

La comparación de los genomas de los principales cultivos de cereales, junto con la mejora asistida por marcadores moleculares, abren el camino hacia una nueva revolución verde.
Durante milenios, los agricultores se han dedicado a trabajar sus tierras y mirar al cielo a la espera de un tiempo que favoreciera la cosecha. Cuando encontraban plantas que crecían sin problemas incluso en entornos adversos, resultaban especialmente prolíficas o resistentes a las enfermedades que arrasaban las cosechas vecinas, trataban de capturar sus preciados atributos mediante cruzamientos que daban lugar a nuevas plantas. Se trataba de un proceso simple, a cara o cruz. Carentes de los conocimientos y técnicas que se requieren para examinar el genoma de las plantas e identificar el origen de tales rasgos, debían conformarse con mezclar, emparejar y esperar fortuna.
A pesar de su aleatoriedad intrínseca, el método consiguió resultados notables. El desarrollo de la agricultura, que empezó hace unos 10.000 años, cuando nuestros antepasados cazadores-recolectores se asentaron, propició una explosión demográfica. En la actualidad, la población humana continúa creciendo y demanda un incremento continuo de la producción agraria.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.