Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 2004
Electrónica

Nanosensores de campos magnéticos

Gracias a unos dispositivos minúsculos que se basan en un fenómeno descubierto hace poco, la magnetorresistencia extraordinaria, podrían construirse discos magnéticos rapidísimos y de enorme capacidad.

En ciencia ocurre a menudo que una investigación dirigida a un determinado fenómeno tiene como resultado el descubrimiento inesperado de otro, hasta entonces desconocido, más apasionante y de una importancia mucho mayor. Esta suerte tuvo en 1995 mi grupo de investigación, entonces en el Instituto de Investigación NEC de Princeton.

Estábamos estudiando las propiedades de una microestructura electrónica, una "superred semiconductora". Se trata de un emparedado de capas de arseniuro de galio y arseniuro de galio-aluminio. Sabíamos que tenía unas propiedades eléctricas muy interesantes. En particular, investigábamos la influencia del grosor de las capas en que la superred se comportase como un metal, de baja resistencia eléctrica, o como un aislante, con mucha resistencia. Colocamos el sistema en un campo magnético; podíamos así estudiar procesos dinámicos en los que participaran los electrones de la superred.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.