Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Cartas de los lectores: Automóviles y emisiones de carbono

En «El último recurso» [Investigación y Ciencia, marzo de 2019], Richard Conniff afirma que un coche emite de media unas 4,6 toneladas anuales de dióxido de carbono. Agradecería una explicación acerca de cómo se llega a esta cifra. Suponiendo que un vehículo típico pesa unos 2000 kilos, se me hace difícil pensar que, a lo largo de un año, emitirá una cantidad de dióxido de carbono equivalente a más de dos veces su peso.

Consideremos un coche que recorre 20.000 kilómetros al año con un consumo medio de 10 litros por cada 100 kilómetros. Eso supondría unos 2000 litros de gasolina, la cual tiene una densidad de unos 0,7 kilogramos por litro. Si la afirmación del artículo es correcta, lo anterior significaría que quemar 1400 kilos de gasolina produciría más de tres veces su peso en dióxido de carbono.

John Cardwell
Supply, Carolina del Norte


RESPONDE CONNIFF: La pregunta saca a relucir una de las cuestiones que más confusión provocan sobre las emisiones de gases de efecto invernadero. Aunque un litro de gasolina pesa unos 0,7 kilos, cuando lo quemamos emitimos a la atmósfera unos 2,3 kilogramos de dióxido de carbono (sin contar las emisiones liberadas durante su fabricación y transporte al mercado). ¿Cómo es posible?

La gasolina consta en casi un 90 por ciento de carbono. A través de la combustión, prácticamente cada uno de esos átomos de carbono se combina con otros dos de oxígeno. El átomo de oxígeno es 1,33 veces más pesado que el de carbono; como consecuencia, por cada kilogramo de gasolina quemado, 0,9 kilogramos de carbono se combinan con 2,4 kilogramos de oxígeno, lo que da como resultado 3,3 kilogramos de CO2.

La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. llegó a la cifra de emisiones anuales que se da en el artículo suponiendo que el vehículo promedio recorre unos 18.500 kilómetros al año y presenta un consumo de unos 10,75 litros por cada 100 kilómetros. Ello suma unos 2000 litros de gasolina, lo que emite unos desalentadores 4600 kilogramos, o 4,6 toneladas, de dióxido de carbono.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.